Si alguna vez llegó a pasar por tu cabeza la pregunta acerca de si existen personas que se disponen a ver porno en establecimientos públicos, pues te contamos que sí. Es tanto “el problema”, que la compañía propietaria de Starbucks se ha visto en la necesidad de bloquear los accesos a dichas páginas desde su servicio de Wi-Fi.

Desde el 2016, la compañía había estado buscando las maneras para evitar que los consumidores visiten las páginas de contenido adulto a través de sus redes de Wi-Fi, y por lo que se puede leer el artículo publicado por Business Insider, el 2019 será el año libre de porno en los establecimientos de la compañía de café.

Tarde pero seguro

En el 2016, la organización de seguridad en internet ‘Enough is Enough’ extendió la preocupación a la compañía, que hasta hoy no había logrado plantear una solución a la situación.

Temprano esta semana, Donna Rice Hughes, presidenta de la asociación, publicó una petición pública a través de CitizenGo y así marcar presión – como lo hizo en su momento con McDonald’s y Chick-fil-A – para lograr el bloqueo al acceso a sitios pornográficos desde el servicio inalámbrico.

La campaña, que tiene como objetivo cerrarle las puertas a posibles delincuentes sexuales y a clientes “depravados” que aprovechan las redes gratuitas para buscar contenido obsceno, cuenta con 26.000 firmas.

En su petición, Rice expresa su disgusto ante la falta compromiso por parte de la compañía, ya que, efectivamente en el 2016 Starbucks dijo al equipo de CNN que trabajaría para implementar los filtros necesarios para bloquear los accesos al contenido adulto en sus establecimientos a nivel mundial.

“Aparentemente, Starbucks se preocupa más de proporcionar pajitas de papel para proteger el medio ambiente que de proteger a los niños y a sus clientes en sus redes wifi públicas. La compañía ha roto su promesa de filtrar la pornografía y las imágenes de abuso sexual de menores pese a que hace más de dos años anunció que proporcionaría redes wifi seguras”, así comentó Rice en el artículo disponible en CitizenGo.

Apps de pornografía y juegos de azar eluden con facilidad controles de contenido de la App Store

Por su parte, la compañía “se defiende” al asegurarle al equipo de The Verge que el consumo de contenido pornográfico desde la red de Wi-Fi de la compañía ocurre en muy raras ocasiones, sobre todo porque nunca se ha permitido. Además, el equipo de Starbucks comentó que el problema no se había solucionado debido a que se estaba trabajando en una manera que no afectara el acceso a otras páginas.

“Hemos identificado una solución para evitar que se vea este contenido dentro de nuestras tiendas y comenzaremos a introducirlo en nuestras ubicaciones de EE. UU. en 2019″, así comenta un portavoz a la fuente.

Así pues, Starbucks se dirige a seguir los pasos de McDonald’s, que también bloqueó el acceso a las páginas a las que se encuentran en contra el grupo de ‘Enough is Enough’. Sin embargo, no se conocen cifras exactas acerca de la cantidad de personas que ciertamente ingresan a estos sitios a través del WiFi público de la compañía, y tampoco se han confirmado cuáles serían las medidas exactas que pondrán fin a la polémica que envuelve a la empresa más popular de café a nivel mundial.

Más en TekCrispy