El día de hoy un grupo de personas han sido acusadas por vender la tecnología de pantalla OLED de Samsung. La Oficina del Fiscal del Distrito de Suwon ha acusado exactamente a nueve personas por supuestamente vender esta tecnología a una compañía en China.

Entre los involucrados se encuentra el CEO del proveedor de Samsung, Toptec Co Ltd y es que los fiscales mencionan que él y ocho empleados recibieron alrededor de USD$ 13.85 millones por la propiedad intelectual.

Según las investigaciones, este grupo formó una compañía fantasma donde recibieron los documentos con información sobre el uso de equipos y dibujos de paneles obtenidos de Samsung Display -una subsidiaria de Samsung– que luego vendieron junto a información sobre tecnología de “laminación 3D” a una compañía china que aún no ha sido identificada.

Como mencionan en la fuente, Toptec negó cualquier participación en esta venta y mencionó sus deseos de cooperar con la ley a fin de encontrar el culpable de este suceso.

Nuestra compañía nunca ha proporcionado la tecnología industrial o los secretos comerciales de Samsung Display a un cliente chino. Nuestra compañía cooperará completamente con los procedimientos legales para encontrar la verdad en los tribunales.

Por su parte, un portavoz de Samsung Display dijo que la acusación era lamentable y que está conmocionado con el resultado de esta investigación sobre todo en este momento donde la rivalidad tecnológica está más intensa.

Para Corea del Sur, el robo de propiedad intelectual es una preocupación nacional a fin de mantener su liderazgo tecnológico en China.

Adicionalmente se supo que Samsung invirtió seis años, 38 ingenieros y USD $ 134 millones de dólares en desarrollar esta tecnología la cual es considerada por Corea del Sur como tecnología central nacional.

Pero, esto no detiene a Samsung, y es que esto tan solo es un pequeño resbalón que lo hará vigilar y proteger de mejor manera sus propiedades intelectuales.