El sueño es uno de los hábitos psicobiológicos de mayor importancia para nuestra salud. Diversas investigaciones han demostrado que la mala calidad de sueño puede tener consecuencias negativas que van desde el aumento de la somnolencia diurna y dolor de cabeza, hasta un incremento del riesgo de desarrollar diabetes e incluso cáncer.

Así, cualquier distractor que afecte nuestra calidad de sueño, puede amenazar nuestra salud. En este caso, un equipo de investigadores ha descubierto que roncar podría conducir a un marcado deterioro prematuro del corazón. Aún más, se observó que este riesgo es mayor para las mujeres que para los hombres.

Los ronquidos pueden tener devastadoras consecuencias para la salud

Los ronquidos son el resultado de la obstrucción del paso del aire a través de las vías respiratorias durante el sueño. Una de sus principales causas de los ronquidos es la apnea obstructiva del sueño, un trastorno del sueño caracterizado por la relajación intermitente de los músculos de la garganta mientras las personas están durmiendo, lo que termina bloqueando sus vías respiratorias.

Los principales síntomas asociadas a este tipo de apnea incluyen jadeos durante el sueño, despertarse con la boca seca, cefaleas durante el día e irritabilidad; sin embargo, un signo prácticamente inequívoco de la apnea obstructiva del sueño son los ronquidos intensos y frecuentes. Asimismo, este trastorno puede tener consecuencias negativas para la salud, tales como fatiga y somnolencia durante el día y, de acuerdo a una investigación reciente, problemas cardiovasculares.

Para llegar a esta conclusión, los investigadores analizaron una base de datos que contiene los registros médicos de 50.000 personas del Reino Unido. El objetivo era analizar la relación entre la apnea obstructiva del sueño y los ronquidos, con problemas cardiovasculares.

Por tanto, se trabajó con la información de 4.877 personas de esta base de datos, las cuales fueron agrupadas en función de tres categorías; a saber, aquellos diagnosticados con apnea obstructiva del sueño, con un total de 118 participantes; personas que roncan durante el sueño, con un total de 1.886 participantes y, finalmente, las personas que no sufren de ningún trastorno del sueño, con 2.477 participantes.

Así, los investigadores descubrieron que tanto las personas con apnea obstructiva del sueño, así como también aquellos que roncan intensa y frecuentemente, corren un mayor riesgo de sufrir de un agrandamiento de las paredes del corazón, lo que representa una gran amenaza para la salud.

Roncar podría aumentar el riesgo de padecer problemas del corazón

Específicamente, tras llevar a cabo el análisis, se observó que las personas con apnea obstructiva del sueño y los participantes del grupo de ronquidos mostraban un aumento en la masa del ventrículo izquierdo de su corazón. Esto implica un agrandamiento de las paredes de la cámara de bombeo principal del corazón que le obliga a esforzarse mucho más para bombear la sangre al resto del organismo.

Sin embargo, se encontraron diferencias entre los hombres y las mujeres. En los hombres se observó un aumento en la fracción de eyección en ambos ventrículos del corazón; es decir, un incremento en el porcentaje del volumen de sangre que la cámara cardiaca bombea tras cada latido.

Por su parte, en las mujeres se descubrió un agrandamiento mucho más marcado de las paredes del corazón, en comparación con los participantes masculinos. Esto quiere decir que las mujeres que roncan podrían tener un mayor riesgo de tener problemas de salud.

En atención a esto, los investigadores sugieren que las personas en riesgo de sufrir algún trastorno del sueño como los mencionados, se sometan a evaluación, a fin de recibir un tratamiento adecuado que evite que se materialicen estas consecuencias que podrían afectar gravemente su salud, incrementando el riesgo de muerte.

Referencia: Curta, A. (2018). Snoring Poses Greater Cardiac Risk to Women. Radiological Society of North America.