Producto de la preocupación por la autenticidad de los diseñadores de juguetes, CryptoKaiju decidió lanzar un set de juguetes coleccionables que además podrán ser rastreados sobre una blockchain.

En este sentido, la figura principal de la startup, evidentemente, tendrá un tema relacionado al Bitcoin. Así, el juguete se llama “Genesis”, un nodo del primer bloque de la blockchain. Actualmente, el juguete se vende por US$ 55 más envío.

Asimismo, por cada juguete comprado, los compradores obtendrán un token único que reside sobre un contrato inteligente, conteniendo metadata del juguete, como fecha de nacimiento, género, color, una pequeña descripción e incluso sus rasgos de personalidad, algo que hará que todas las unidades sean – valga la redundancia – únicas.

Por otra parte, la startup seguirá un servicio de suscripción que se lanzará una semana después de que los juguetes se envíen a los clientes. Así, estos serán recompensados con un Kaiju único mensualmente, junto con su token ERC-721 correspondiente. Estas suscripciones podrán ser por 6 o 12 meses.

Esta startup fue fundada por Oliver Carding, David Moore, James Morgan y Andy Gray, miembros de Known Origin y Coin Journal. Además, los fundadores comentaron que se inspiraron en los problemas de autenticidad que experimentan los coleccionistas de juguetes. De esta forma, la compañía planea enviar su primer bache de figuras Genesis antes de diciembre de este año, y los juguetes se supone que proveerán a sus usuarios con “autenticidad única”.

De acuerdo con los fundadores, el primer bache constará de 130 piezas y no se lanzará nuevamente. Una vez se agote la existencia, la compañía creará un nuevo set de juguetes de vinilo que se marcará en el contrato inteligente como un nuevo bache. En  consecuencia, los usuarios utilizarán sus smartphones y otros dispositivos para leer la metadata  de su Kaiju al escanear un chip NFC integrado en el pie de cada coleccionable.