Sirin Labs, reconocida empresa suiza dedicada a la fabricación de teléfonos móviles y desarrollo de software de seguridad de datos, ha anunciado el lanzamiento de su nuevo dispositivo compatible con blockchain para este jueves 29 de noviembre.

Sirin Finney, como se ha denominado el nuevo celular de la firma, fue anunciado a principios de año y ya por fin estará disponible. Se trata de un teléfono móvil con una billetera de criptomonedas en frio integrada, compatible para activos como Bitcoin Ethereum y otros tokens, entre los que se incluye, por supuesto, el token de Sirin, SRN. A propósito de ello, el token SRN permite realizar pagos rápidos entre pares de la red blockchain sin necesidad de minería.

Finney contiene un interruptor físico que permitirá a su usuario apagar todas las comunicaciones no cifradas de manera inmediata. Con ello, se asegura que el almacenamiento digital interno resulta inaccesible de forma inalámbrica, y de esta forma el celular puede funcionar de manera segura como una billetera fría para las criptomonedas.

Ahora bien, otro rasgo resaltante del dispositivo es que funciona también como un servicio de intercambio, a través del cual podrán hacerse conversiones de manera automática entre tokens y criptomonedas. Otro punto a favor de Finney, puesto que libera a los usuarios de la necesidad de visitar intercambios externos, que muchas veces implica poner en riesgo dichos activos.

Respecto a su Oferta Inicial de Monedas (ICO), la firma suiza logró recaudar un monto superior a US$ 157 millones para el desarrollo de este teléfono inteligente. Aunado a ello, Sirin también tiene entre manos el lanzamiento de una PC compatible con la tecnología blockchain. Ambos equipos se ejecutarán con el sistema operativo de código abierto de Sirin, Sirin OS.

La llegada de Finney conforma una alternativa bastante útil y práctica para los usuarios de criptomonedas, puesto que no solo contarán con una billetera fría para almacenarlas directamente en su celular, sino también con un servicio de intercambio seguro. Aunque algunos analistas, como Jack Gold, han manifestado que a pesar de ser atractivo, sigue siendo una propuesta dirigida a un mercado considerablemente pequeño al costo de US$ 1,000.