En la nueva guía para entender los contratos inteligentes, la Commodity Futures Trading Commission (CFTC), expresó que esta tecnología deberá someterse a las leyes financieras.

Este documento surge por parte del LabCFTC una iniciativa FinTech de la agencia descrita como una “herramienta educacional” y no una política oficial, cubriendo las partes básicas de la tecnología blockchain y contratos inteligentes, incluyendo historia, características, casos de estudio, usos potenciales y riesgos percibidos.

Asegurando que el concepto de contratos inteligentes fue descubierto alrededor de 20 años atrás por el científico computacional Nick Szabo, la CFTC afirma que los programas auto-ejecutados son tan inteligentes como “la información que reciben y el código que los dirige”.

De igual forma, la agencia comenta que los contratos inteligentes pueden ofrecer los beneficios de la reducción de costos y tiempos de transacción, además de aumentar la seguridad. Sin embargo, al mismo tiempo consideran que existen retos operacionales, riesgos técnicos y de ciberseguridad, además del potencial para el fraude, manipulación, poca transparencia y contabilidad.

Sobre el tema de las regulaciones, la CFTC señala que los contratos inteligentes están sujetos a las leyes existentes, incluyendo el Commodity Exchange Act (CEA) y las políticas antilavado de dinero (AML), dependiendo de su aplicación o el tipo de producto al que se vinculan.

Sobre este asunto, el regulador comentó:

“Las leyes existentes y regulaciones aplican igualmente a pesar de la forma que tome el contrato. Las partes que constituyen los contratos y están escritos en código están sujetas a leyes aplicables y regulaciones igualmente”.

Para proteger a los inversionistas y su capital, la agencia comentó que se asegurará de que todas las transacciones se sometan al CEA.

La iniciativa LabCFTC entró en vigencia en mayo del año pasado y su primer informe se publicó en octubre de ese mismo año. En el mismo, resaltan las nociones básicas de la tecnología blockchain y los usos potenciales.

Esta guía, además, surge un mes después de que Brian Quintenz, comisionado de la CFTC, advirtiera que los programadores de contratos inteligentes deberían responsabilizarse si sabían que su tecnología era utilizada de forma ilícita.