Galaxy Digital Holdings LP, el banco mercantil de criptomonedas, ha anunciado pérdidas por una cantidad de US$ 41 millones para el tercer trimestre del año 2018. Así lo ha informado el fundador de la compañía, Mike Novogratz, en un informe publicado por Bloomberg.

De acuerdo a la publicación mencionada, las pérdidas totales del año hasta el momento suman US$ 136 millones. La pérdida del tercer trimestre se debió a pérdidas netas realizadas y no realizada en criptomonedas; esto a raíz de la caída de Bitcoin, Ethereum y XRP, en un año en el que el mercado se mantuvo bajista para este sector.

La compañía perdió US$ 134 millones durante el primer trimestre del año en curso, luego de lo cual presentó un informe de rendimiento mejorado para el segundo trimestre del 2018. En este, se registraron ingresos netos de US$ 35 millones, mientras que las pérdidas operacionales disminuyeron a US$ 1,5 millones. Aún a pesar de ello, las últimas cifras siguen sin dar buenos pronósticos para la compañía, al tiempo que la expectativa para el cuarto trimestre es peor.

Además, un extracto del informe de Galaxy Digital dice:

“Si bien continuamos mejorando y fortaleciendo nuestro negocio comercial, la falta de volumen de operaciones global en criptomonedas ha sido un obstáculo”.

A principios del mes de noviembre, Novogratz dio a conocer su frustración por la situación actual del mercado de criptomonedas. De hecho, su expresión fue que tratar de construir un negocio centrado en dichos activos en medio de la carnicería “apesta”. Según el inversor, Galaxy Digital es una entidad bancaria que se enfrenta a retos completamente diferentes a los convencionales para un banco mercantil. Hizo mención del principal, que corresponde al aumento de precios, que representa una amenaza para el negocio.

Por último, las acciones de Galaxy Digital actualmente se negocian a un valor mínimo histórico, pero a pesar de ello, Novogratz sigue manteniéndose optimista respecto a las criptomonedas. En su declaración más reciente expresa que espera ver movimiento de inversionistas institucionales, así como el ascenso del Bitcoin a US$ 20,000.