La policía de West Midlands, Reino Unido quiere predecir los delitos violentos antes de que estos sean cometidos por los ciudadanos.

Según la fuente, los agentes están trabajando en la creación de un sistema que por medio de la Inteligencia artificial y las estadísticas evalúe el riesgo de que alguien cometa un crimen o se convierta en una víctima.

Este sistema llamado National Data Analytics Solution (NDAS) extrae datos de las bases de datos de la policía local y nacional con la finalidad de analizar y utilizar esta información para detectar a los posibles delincuentes o víctimas.

NDAS en búsqueda de los delitos graves

Los delitos evaluados por este sistema serán los clasificados, como delitos graves, es decir, aquellos donde se presenta un robo con arma de fuego o con un cuchillo.

Ian Donnelly, el líder de la policía en el proyecto menciona que ya ha sido recopilado más de un terabyte de datos de estos sistemas, incluyendo registros de delitos cometidos y los datos de más de 5 millones de personas identificables.

1,400 indicadores delictivos 

Según informan, este sistema contiene 1,400 indicadores que ayudarán a “marcar” a algún ciudadano que pueda cometer un delito analizando datos, como: ¿Cuántas veces alguien ha cometido un delito con asistencia?, ¿Cuántas personas en su red han cometido delitos?.

Esta información será utilizada para marcar por medio de un algoritmo a los ciudadanos que están propensos a cometer actos violentos en un futuro, los cuales obtendrán una clasificación de: “puntuación de riesgo”.

Una idea que no tiene muy contentos a muchos, entre ellos un equipo del Instituto Alan Turing en Londres quienes observaron una versión redactada de la propuesta NDAS el año pasado y están a la espera de emitir un veredicto al respecto esta semana.

Otros escépticos mencionan que este proyecto presenta “problemas éticos serios”, sin embargo, Donnelly se muestra muy positivo y menciona que ninguna persona será arrestada antes de cometer el delito, sino que el sistema se está diseñando para brindar un asesoramiento a quienes identifica como posibles sospechosos o víctimas.

Se espera que este proyecto comandado por el departamento de policía de West Midlands y, donde se encuentran involucrados otros ocho departamentos de policía, tengan un prototipo listo para fines de marzo de 2019.