Un nuevo informe de Bloomberg ha arrojado nuevos detalles sobre la intervención rusa en la vida política estadounidense. Como hemos informado anteriormente, entidades vinculadas al Kremlin compraron anuncios en las principales plataformas de redes sociales, con el objetivo de influir en las elecciones presidenciales llevadas a cabo en 2016.

La publicación revela que Facebook tenía pleno conocimiento de que estas entidades utilizaban una función de su plataforma para recopilar datos privados de los usuarios para posteriormente crear anuncios personalizados. Al parecer, la compañía sabía de esta situación desde octubre de 2014, fecha en la que Rusia habría comenzado a planificar su intervención en los comicios electorales.

En su informe, Bloomberg citó a Damian Collins, un legislador británico que supuestamente tuvo acceso a documentos secretos que revelan que un ingeniero de Facebook advirtió a la compañía sobre la recopilación de datos por parte de Rusia en 2014.

Collins, quien además preside una comisión del Parlamento Británico que investiga el impacto de las noticias falsas en Internet, afirmó en un correo electrónico que los documentos encontrados provienen de una larga disputa legal entre la compañía de Mark Zuckerberg y un desarrollador de apps conocido como Six4Three.

Una publicación de Business Insider UK afirma que Collins reveló esta información durante una audiencia del comité internacional del parlamento, en la cual Facebook se enfrentó a un interrogatorio ayer. Cuando se le preguntó sobre la procedencia y validez de estos documentos, Richard Allan, jefe de políticas de Facebook, afirmó que la información en los documentos recopilados por Collins era de dudosa procedencia y la tildó de ‘engañosa’.

Sitios pornográficos comparten datos con terceros, incluyendo Google y Facebook

Posteriormente, un portavoz de Facebook aseguró que los ingenieros de la empresa en efecto manifestaron sus preocupaciones con respecto al tema en 2014, sin embargo, tras una investigación exhaustiva no encontraron evidencia de actividad rusa en la plataforma.

Facebook todavía está batallando con las consecuencias del caso de Cambridge Analytica, por el que ya se ha impuesto una multa en el Reino Unido que asciende a los US$ 645,000.

Más en TekCrispy