Una información reciente muestra que Facebook podría frenar las operaciones dentro de su Sala de Guerra. Esto se debe a que su principal responsable de operaciones, Sheryl Sandberg ha estado enfrentando una serie de escándalos que han llevado a la firma a tomar esta decisión.

Según resalta la fuente, Facebook alega que Sandberg suspendió la iniciativa para operar “en tácticas de la sala de guerra”.

Además de ello, la firma menciona que si bien la función inicial de esta sala era monitorear la desinformación durante las elecciones, ahora no resulta muy productivo mantener a algunas personas trabajando solo en esta área.

Aún no ha decidido qué elecciones son lo suficientemente significativas para justificar colocar a algunas personas en esa sala.

Esta sala reunía a empleados de diferentes especialidades con la finalidad de detectar y solucionar rápidamente problemas de desinformación y supresión de votantes durante las elecciones.

Y aunque durante el monitoreo de las elecciones de medio tiempo de EE.UU y las de Brasil dió excelentes resultados la firma menciona que esta sala de guerra nunca fue pensada para ser permanente, y que la compañía todavía está evaluando lo que se necesita para futuras elecciones.

Facebook modifica sus términos de servicio para explicar cómo orienta los anuncios

Además, el vicepresidente de producto de Facebook, Guy Rosen, colocó en un tweet que la empresa planea “expandir sus esfuerzos anti-propaganda” aunque la sala física esté vacía en la actualidad.

Aunque para algunos críticos, como el filántropo multimillonario y sobreviviente del Holocausto, George Soros la sala obtuvo cierta cobertura favorable en Brasil no se obtuvieron los mismos resultados. Un informe de la revista Rolling Stone destacó que Facebook pudo haber cedido (más que respondido) ante presiones externas.

Ante esta situación, el CEO de la compañía, Mark Zuckerberg informó a los empleados que la compañía está “en guerra”. Si bien Zuckerberg no mencionó en contra de quien, sabemos que la firma ha estado enfrentando problemas sobre sus políticas de privacidad y protección de datos, por lo que este “cierre” podría tratar de enfocar la energía de este grupo de trabajadores en solventar estos problemas que acarrean a la firma.

 

 

Más en TekCrispy