4

Bitstamp, una de las casas de cambio pioneras en el mercado de las criptomonedas, actualizó su portafolio tecnológico para atraer inversionistas institucionales.

En este sentido, la casa de cambio anunció que implementará una plataforma llamada Irisium Surveillance para monitorizar actividad sospechosa y manipulación de mercado. Tras su alianza reciente con Cinnoberun proveedor de tecnología para mercados financieros – la casa de cambio adoptará una herramienta para detectar comportamiento ilícito.

“Estamos comprometidos a largo plazo con la industria de las criptomonedas. Nuestro deseo es garantizar un mercado justo que refleje verdaderamente la oferta y la demanda. Por eso, explorar nuevas fronteras para prevenir la manipulación de mercado es esencial para que la industria madure”, comentó Necj Kodric, CEO y fundador de Bitstamp.

De acuerdo con el sitio web de Irisium, la compañía provee herramientas para monitorizar comportamiento manipulativo y requerimientos para cumplir con las regulaciones europeas, tales como el Market Abuse Regulation (MAR), el Regulation on Wholesale Energy Market Integrity and Transparency (REMIT) y el Markets in Financial Instruments Directive (MiFID).

En este sentido, el sitio web indica que:

“El sistema pone a disposición herramientas e información analítica para permitirle a los reguladores identificar, rastrear e investigar cualquier actividad de trading, y ya está siendo utilizado por reguladores europeos”.

Sobre este asunto, Alastair Goodwin, CEO de Irisium, comentó´:

“La adopción proactiva de Irisium por parte de Bitstamp y nuestra alianza demuestran su deseo por ser más transparentes, íntegros y confiables para el mercado de las criptomonedas. Así, crece la protección al consumidor y la integridad del mercado ayudará a la adopción y liquidez del mismo”.

Además, Bitstamp ya había anunciado a principios de mes que reemplazaría su motor de trading con la plataforma TRADExpress de Cinnober, una compañía que provee soluciones para entidades como el London Metal Exchange.

Este fue sólo el primer paso de los esfuerzos de Bitstamp para mejorar su plataforma y hacerlal más atractiva para inversionistas institucionales. El siguiente paso, de acuerdo con la empresa, es convertirse en su propia cámara de compensación.