Un grupo de representantes del Parlamento del Reino Unido ha instado a los anunciantes a boicotear a compañías tecnológicas como Google y Facebook con el objetivo de obligarlos a manejar de forma más efectiva los recientes escándalos sobre contenido ‘terrorista’ en Internet.

Según un informe de The Times of London, las plataformas web y compañías de redes sociales en el Reino Unido enfrentan actualmente uno de sus mayores desafíos al controlar el contenido extremista que se difunde a través de sus servicios. Las autoridades aseguran que dichas empresas hacen que la difusión de contenido de odio y violencia sea mucho más sencillo, y que sus esfuerzos no están generando un cambio realmente positivo.

A pesar de que Google y Facebook cuentan con personal humano para identificar y erradicar de forma rápida este tipo de contenido, ha sido muy difícil cumplir con las demandas de las autoridades. Los parlamentarios han prestado especial atención a esta situación desde el 2017, cuando en un concierto de Ariana Grande en la ciudad de Manchester, un hombre llamado Salman Abedi mató a 22 personas. El terrorista habría aprendido a construir una bomba con un video de YouTube.

Google anuncia YouTube VR para gafas Oculus Quest de Facebook

Por su parte, las compañías tecnológicas ya se han pronunciado al respecto, asegurando que han hecho todo lo posible por eliminar el contenido extremista y alejar de sus plataformas y redes sociales a los terroristas. Sin embargo, el Comité de Inteligencia y Seguridad del Parlamento del Reino Unido no piensa lo mismo, por lo que ha instado a estas empresas a asumir su responsabilidad ante el caso.

La estrategia de los parlamentarios es clara: presionar a los anunciantes a boicotear a las compañías tecnológicas, a fin de afectarles económicamente y obligarlas a cumplir las demandas del Reino Unido. Compañías como Procter & Gamble han amenazado anteriormente con eliminar su cuenta publicitaria de Google y Facebook, hasta tanto dichas empresas no le den el tratamiento adecuado a las noticias falsas y el contenido de odio.

Más en TekCrispy