Ohio se convirtió en el primer estado de Estados Unidos en aceptar el pago de impuestos con la criptomoneda más antigua, el Bitcoin. La noticia fue publicada este domingo 25 de noviembre por The Wall Street Journal.

De acuerdo al informe mencionado, a partir de esta semana, las empresas del estado de Ohio podrán empezar a pagar sus impuestos, los cuales van desde el impuesto a la venta de tabaco hasta el impuesto de los servicios públicos y de la retención de empleados usando dicha critptomoneda.

También se explican los tres pasos a seguir. En primer lugar, las empresas se deben registrar en la Oficina del Tesorero de Ohio a través de un portal especial para ello, OhioCrypto.com. Luego de ello, deben ingresar los datos de los impuestos, como el monto del pago y el período fiscal del mismo. Y por último, hacer el pago del monto adeudado en Bitcoin a través de una cartera de criptomonedas “compatible”.

A propósito de ello, entre las carteras compatibles para hacer el pago de impuestos con bitcoin se encuentran Bitcoin Core, Mycelium y breadwallet, así como otras que son compatibles con el protocolo de pago de Bitcoin.

Además, los pagos serán procesados a través del procesador de pagos de bitcoins ubicado en Atlanta BitPay, el cual se encargará de convertirlos de bitcoins a dólares para la oficina de Tesorería.

Por el momento, dicha metodología está disponible únicamente para negocios registrados. Sin embargo, aún se evalúa la posibilidad de que los individuos puedan emplearla también a futuro.

Ohio no solo ha destacado por implementar el bitcoin como forma de cancelar los impuestos, sino también por poner en práctica la tecnología blockchain en diferentes campos. De hecho, durante el verano, las autoridades del estado reconocieron legalmente que los datos almacenados y tramitados a través de una cadena de bloques. Con ello, la firmas electrónicas aseguradas a través de dicha tecnología tienen igual de validez legal que cualquier otra firma similar.