La Estación Espacial Internacional (ISS por sus siglas en inglés), debería ser un lugar lo más aséptico posible, ya que, para cuidar la salud de los astronautas, es necesario mantener un control estricto sobre las condiciones del entorno. Sin embargo, recientemente se ha descubierto un huésped no deseado en la ISS. Específicamente, se han identificado cepas de una bacteria resistente a los antibióticos en muestras recolectadas en el inodoro y en el área de ejercicio de la estación espacial.

Si bien en un primer momento esto, en lugar de ser grave, representa una oportunidad para analizar la vida de los microorganismos en el espacio, a la larga, la presencia no controlada de bacterias en la estación espacial podría representar un riesgo para sus tripulantes.

¿Por qué los mosquitos pican a algunas personas y a otras no?

Descubren bacteria resistente a los antibióticos en la Estación Espacial Internacional

El organismo humano está lleno de microorganismos que, en líneas generales, son beneficiosos. Estas bacterias nos siguen a cualquier lugar al que vayamos. De hecho, independientemente del método de esterilización que se utilice, es imposible erradicar las bacterias en su totalidad; ni siquiera en las naves espaciales. De esta manera, no sorprende encontrar algunos de estos microorganismos en la ISS.

Sin embargo, este se trata de un ambiente totalmente distinto a cualquiera que pudiese encontrarse en el planeta Tierra. En este sentido, se caracteriza por la presencia de microgravedad y radiación espacial, además de altos niveles de dióxido de carbono; todo esto podría afectar la forma en la que viven y se propagan las bacterias.

A fin de mantener control sobre estas condiciones, los microbiólogos del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, se dedican a analizar periódicamente las muestras de bacterias que son recolectadas de la ISS; el objetivo es determinar si las condiciones en el espacio afectan de alguna forma el funcionamiento de las bacterias y si de alguna forma podrían afectar la salud de los astronautas.

Al hacer esto, los investigadores encontraron tres cepas pertenecientes a una especie de bacterias llamada Enterobacter bugandensis. Para hacerlo, se ejecutaron métodos de caracterización genética de una serie de muestras recolectadas en la estación espacial, a partir de lo que se descubrió que las bacterias allí presentes eran genéticamente similares a tres cepas recién identificadas en la Tierra.

Esta bacteria podría amenazar la salud de los astronautas

Los investigadores están trabajando en estrategias para prevenir posibles infecciones.

Específicamente, los investigadores descubrieron la presencia de una bacteria, denominada Enterobacter bugandensis, que ha causado complicaciones de salud en varias personas en el planeta Tierra. Sin embargo, hasta el momento ninguno de los astronautas ha sido afectado por la bacteria, por lo que no representan un peligro inmediato.

Aún así, a futuro, esto podría convertirse en una amenaza. Tras analizar la capacidad de resistencia a los antibióticos de estas cepas, se descubrió que la bacteria era resistente a la cefalizona, cefoxitina, oxacilina, penicilina y rifampina. Adicionalmente, las cepas mostraron distintos grados de resistencia al resto de los antibióticos disponibles.

Tus ojos pueden estar llenos de bacterias, y eso es algo bueno

De esta manera, los investigadores llegaron a la conclusión de que si bien hasta el momento las bacterias no han resultado patógenas para los astronautas, existen un 79% de probabilidades de que causen enfermedades. De hecho, se observó que las bacterias presentes en la ISS tienen 112 genes en común con las cepas clínicas analizadas en la Tierra que podrían resultar amenazantes para los tripulantes de la estación espacial.

Finalmente, los investigadores hacen notar que se requieren investigaciones más exhaustivas con el objetivo de prevenir posibles enfermedades que afecten la salud de los astronautas en la ISS. Adicionalmente, se han propuesto otros estudios a fin de evaluar el efecto de las condiciones ambientales en la estación espacial sobre las cualidades de las bacterias.

Referencia: Multi-drug resistant Enterobacter bugandensisspecies isolated from the International Space Station and comparative genomic analyses with human pathogenic strains, (2018). https://doi.org/10.1186/s12866-018-1325-2

Más en TekCrispy