Luego de dos años de mantenerse operativo, Amazon ha cerrado de forma satisfactoria su servicio de entrega de comida a domicilio en el Reino Unido. Según un el medio local Evening Standard, la información se conoció a través de un correo electrónico enviado a los usuarios del servicio, donde se afirma que las entregas terminarán a partir del próximo 3 de diciembre.

Como ocurre con otros servicios que ofrece el gigante tecnológico, Amazon Restaurants sólo estaba disponible para los usuarios de Prime, quienes pagaban 1.99 euros para recibir comida de al menos 200 restaurantes ubicados en Londres. Este servicio fue lanzado inicialmente en la ciudad de Seattle, EE.UU, y luego se hizo presente para los usuarios londinenses en 2016.

En todo caso, parece que Amazon no fue un competidor tan fuerte como se pensaba para otros servicios como Uber Eats y Deliveroo. En el caso de EE.UU, Amazon Restaurants tampoco está teniendo el éxito esperado, sobre todo por el auge de servicios como Postmates, Eat24 y Grubhub. En un comunicado compartido con Evening Standard, la compañía afirmó:

Estamos cerrando Amazon Restaurants UK. Queremos agradecer a todos nuestros clientes y comerciantes, y a los socios de entrega por su apoyo.

Cuando el servicio fue lanzado en 2016 en el Reino Unido, Amazon ofrecía el servicio de entrega de manera gratuita para pedidos mayores a 15 euros, lo que supuso un gran atractivo para los trabajadores de oficina, quienes por lo general realizaban pedidos en conjunto. Sin embargo, Amazon posteriormente cambió esta oferta por la tarifa fija de 1.99 euros.

Así es como Amazon te convence de comprar más

En declaraciones al medio británico, un especialista de mercado afirmó que la competencia en este sector es abrumadora en el Reino Unido, y atribuyó el fracaso de Amazon a sus intentos de ser una empresa de logística que intentaba venderse como una compañía de alimentos.

Más en TekCrispy