Para nadie es un secreto que la administración Trump no confía en los fabricantes chinos de móviles. Los dispositivos de ZTE y Huawei actualmente están prohibidos en todas las agencias y bases militares de EE.UU, sin embargo, un informe de The Wall Street Journal (WSJ) ha revelado que el gobierno norteamericano va por más, y está intentando persuadir a las firmas de telecomunicaciones de sus países aliados para que no utilicen los dispositivos de Huawei.

De acuerdo con la publicación, los representantes del gobierno estadounidense han tenido acercamientos con funcionarios de Japón, Alemania e Italia, países aliados en los que la tecnología de Huawei es utilizada ampliamente. Al parecer, la idea es advertirles a estos países que los dispositivos de la firma china representan un riesgo de seguridad informática.

EE.UU se ha mantenido constante en sus advertencias sobre la amenaza que representa Huawei desde el año 2012. En febrero de este año, al menos seis agencias de inteligencia estadounidenses afirmaron que utilizar móviles de Huawei expondría los datos personales de sus usuarios, debido a los vínculos que supuestamente tiene la firma china con Pekín.

Científicos de Huawei no podrán revisar artículos en la editorial IEEE

El pasado mes de agosto, el presidente Donald Trump firmó una ley donde prohibió formalmente a las contratistas y agencias del gobierno federal la compra y uso de la tecnología de Huawei, ZTE, y otras empresas de China.

El WSJ citó fuentes anónimas que afirman que EE.UU podría estar ofreciendo incentivos a los países aliados que rechacen a Huawei. Estos incentivos estarían basados en ayudas financieras cuyo destino sería el sector de las telecomunicaciones.

En medio de la guerra comercial que Washington y Pekín libran actualmente, una gran cantidad de compañías tecnológicas de ambos países se han visto perjudicadas por las nuevas reglas arancelarias impuestas desde ambas administraciones. En el caso de Huawei, pese a los obstáculos que ha enfrentado para llegar de manera exitosa a suelo estadounidense, la compañía china ya superó a Apple como el segundo vendedor de smartphones del mundo.

Más en TekCrispy