En medio del brote que actualmente se registra en el Congo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) expresa preocupación por el alarmante número de nuevos casos de ébola en pacientes que generalmente no se contagian de la enfermedad: los bebés.

La agencia de salud informó 36 nuevos casos confirmados de ébola, incluyendo siete en bebés recién nacidos y bebés menores de 2 años. Además, se reportaron seis casos en niños con edades entre 2 y 17 años y un caso en una mujer embarazada.

Científicos evidencian que parásito de la enfermedad del sueño utiliza múltiples vías metabólicas

Bebés vulnerables

Si bien el virus del ébola suele infectar a los adultos, ya que es más probable que estén expuestos al virus letal, en algunos casos se sabe que los niños se contagian de la enfermedad cuando padres infectados atienden a sus hijos.

Los socorristas enfrentan desafíos importantes para detener el virus en las clínicas de salud

En los recientes casos de ébola en bebés reportados, los expertos sospechan que la transmisión pudo haber ocurrido principalmente a través de la leche materna proporcionada por madres infectadas, que en la mayoría de los casos, representa la única opción alimenticia de la que disponen los bebés.

Los especialistas recuerdan que el ébola es una enfermedad viral potencialmente mortal se propaga típicamente por fluidos corporales infectados.

Situación complicada

La OMS señaló que los centros de salud han sido identificados como una fuente de transmisión del ébola, siendo las inyecciones de medicamentos uno de los medios de contagio más notables.

Como “compleja y desafiante” catalogó a OMS a la epidemia que actualmente experimenta el Congo. El Ministerio de Salud de la nación africana especifica que hay 346 casos confirmados, incluyendo 175 muertes, en lo que se ha convertido en el peor brote de ébola en la historia registrada en el país.

Los expertos sospechan que el contagio ocurre principalmente a través de la leche materna, que en muchos casos es la única opción alimenticia de la que disponen los bebés.

Para complicar aún más las cosas, el brote ha estado plagado de problemas de seguridad, en los que los trabajadores de la salud son atacados por rebeldes en los distritos donde el virus se ha propagado.

El número creciente de casos en niños y trabajadores de la salud, 39 de ellos han sido infectados hasta la fecha, sugiere que los socorristas enfrentan desafíos importantes para detener el virus en las clínicas de salud y para convencer a las personas para que busquen ayuda médica cuando desarrollan síntomas.

Medtronic e IBM lanzan herramienta para predecir los niveles bajos de azúcar en la sangre

Esta es la primera vez que esta parte del Congo se enfrenta a un brote de ébola. Aunque la OMS no ha recomendado la implementación de medidas de restricciones de viaje, señala que el riesgo de que el brote se propague a los países vecinos sigue siendo “muy alto”.

Ante esta situación que se vive en el Congo, Uganda comenzó a vacunar a los trabajadores de salud contra el ébola, en un muy transitado distrito fronterizo cerca del brote, como medida de precaución.

Referencia: Ebola virus disease – Democratic Republic of the Congo. World Health Organization, 2018. https://goo.gl/RfvoTV

Más en TekCrispy