La sonda espacial europea Mars Express ha registrado una particular escarpa rocosa en una región marciana particularmente rica en formaciones geológicas.

Esta región es uno de los ejemplos más representativos de la actividad pasada en el planeta rojo y muestra señales de cómo el viento, el agua y el hielo que alguna fluyeron en esta área se conjugaron para dar forma al relieve.

Mars, el helicóptero de la NASA pasó otra ronda de pruebas

Estampa topográfica marciana

Una de las distinciones de la superficie de Marte, es la clara división topográfica entre los hemisferios norte y sur, un fenómeno conocido como dicotomía marciana, que se piensa es resultado de la actividad volcánica pasada.

Imagen infrarroja de la superficie de Nili Fossae proporcionada por el instrumento OMEGA de la sonda Mars Express.

En el hemisferio norte predominan las áreas planas, mientras que las superficies del sur se caracterizan por ser varios kilómetros más altas y estar fuertemente marcadas y salpicadas de cráteres.

En el límite de esta división norte-sur se encuentra Nili Fossae, una región que, de acuerdo a las imágenes de la sonda Mars Express, está particularmente nutrida de estructuras topográficas, incluyendo valles rocosos, pequeñas colinas y grupos de formas de terreno de superficie plana que los geólogos denominan mesas.

Esta estampa topográfica es la predominante en la región circundante, y aunque Marte tiene la reputación de ser un planeta seco y árido, los científicos creen que el agua ha jugado un rol protagónico en la definición de estas estructuras geológicas.

Agua, hielo y viento

En complemento a las señales visuales, el espectrómetro de cartografía mineralógica infrarroja (OMEGA) incorporado en la sonda Mars Express, ha registrado la presencia de arcilla en toda la región, un indicador clave de que en algún momento el agua estuvo presente.

Nili Fossae es una región de Marte particularmente nutrida de estructuras topográficas.

Los científicos suponen que la variedad topográfica de Nili Fossae se derivó de un ancestral movimiento de material, y de modo similar a los glaciares en la Tierra, los flujos de agua y hielo cortaron el terreno marciano y en el transcurso de millones de años lo esculpieron y le dieron la forma que en la actualidad presenta.

Pero no sólo el agua y el hielo intervinieron en ese proceso, también participó el viento. En las imágenes tomadas por la sonda europea se pueden diferenciar parches oscuros que contrastan el fondo ocre.

¿Por qué los asteroides peligrosos que se dirigen a la Tierra son difíciles de detectar?

Los investigadores indican que se trata de arena volcánica más oscura que ha sido transportada y depositada por los vientos marcianos actuales.

El viento mueve arena y polvo alrededor de la superficie de Marte, que frecuentemente crea campos de dunas ondulantes en todo el planeta y forma un terreno multicolor e irregular como el que se observa en Nili Fossae.

Referencia: Shaping the surface of Mars with water, wind and ice. European Space Agency, 2018. https://goo.gl/NQm7qT

Más en TekCrispy