Ha pasado casi un mes desde que el estreno de la serie ‘El mundo oculto de Sabrina’ se dio lugar en la plataforma de Netflix, y la pequeña bruja adolescente no para de causar polémicas.

En su momento, las críticas en las redes sociales por parte de algunos espectadores acerca de sus extraños efectos visuales se hicieron sentir, y, a esto le siguieron las especulaciones de una posible demanda por parte del Templo Satánico tanto para la compañía de servicio streaming como para Warner Bros.

Para nadie es un secreto que dicha demanda sucedió, dejando a las compañías productoras y distribuidoras de la serie en aprietos, ya que, se les acusaba de plagiar la estatua de Baphomet e infringir los derechos de autor. El Templo Satánico pidió 50 millones para mitigar los daños.

Acuerdo “amigable” entre satanistas y el equipo de Netflix

Según un comunicado que emitieron los satanistas, la plataforma de streaming reconocerá los elementos que fueron copiados de la estatua de Baphomet y se les dará el crédito. Anuncian que el litigio se resolvió de manera “amigable”, sin embargo, acerca de la remuneración que estaba contemplada en la demanda no se han emitido comentarios. Por su parte, el fundador del tan sonado Templo Satánico, Lucien Graves, pidió que se dejara de dar importancia al caso.

Ciertamente, este acuerdo no pudo llegar en mejor momento, ya que, el estreno del episodio navideño de la serie, ‘A Midwinter’s Tale’, está por llegar. ¿Será casualidad?

Estos son los estrenos de Netflix para el mes de junio

Lo que sí sabemos es que Netflix y Warner Bros. aún no han publicado declaraciones que hablen al respecto.

Más en TekCrispy