Realizar un diagnóstico temprano es de suma importancia para garantizar la calidad de vida de los pacientes con VIH.

De acuerdo a un informe reciente de la organización ONUSIDA, más de 9 millones de personas alrededor del mundo están infectadas con VIH y no lo saben. Esto representa una peligrosa amenaza que va en contra de los esfuerzos mundiales contra esta enfermedad.

Al respecto, los investigadores enfatizan en garantizar el acceso a pruebas diagnósticas a fin de que sea posible implementar un tratamiento que garantice la calidad de vida de las personas, además de emprender acciones de prevención de nuevos contagios.

Estudio encontró que el VIH en las células hepáticas permanece inactivo

Millones de personas viven con VIH sin saberlo

Tal como se mencionó en párrafos anteriores, los resultados del informe emitido por la organización ONUSIDA reflejan que aproximadamente 9,4 millones de personas en todo el mundo están infectadas con el Virus de Inmunodeficiencia Humana, y aun no lo saben. Sin embargo, teniendo en cuenta que el informe presenta los datos del año 2017, esta cifra podría ser aún más alta en la actualidad.

Sin embargo, hay resultados positivos. Por ejemplo, mientras que en 2015, tan solo el 67% de los pacientes habían recibido el diagnóstico oportunamente, este porcentaje alcanzó el 75% durante el 2017. Así, un diagnóstico temprano y oportuno favorece la puesta en marcha del tratamiento adecuado; esto implica una mejor calidad de vida para el paciente, además de una disminución del riesgo de contagio a otras personas.

En la misma línea, el porcentaje de personas con acceso a los antirretrovirales ha aumentado; mientras que en el 2015 solo 17,2 millones de personas podían acceder a estos medicamentos, en el 2017, esta cifra ascendió a 21,7 millones de personas, lo que representa el 59% del total de los pacientes.

Esto significa que la cantidad de personas que viven con VIH con una carga viral indetectable, objetivo principal de los tratamientos antirretrovirales, ha aumentado a un 47%; mientras tanto, en el 2015, solo el 49% de los pacientes estaban en esta situación.

Es necesario redoblar los esfuerzos en la lucha contra el VIH

Aún así, el número de pacientes infectados que viven con este virus sin saberlo sigue siendo muy grande, lo que puede poner en riesgo la salud de miles de personas. En este sentido, para mantener control sobre la carga viral, las personas infectadas deben hacerse pruebas cada año.

No obstante, este acceso no está garantizado en todos los países del mundo; de hecho, se ha observado que hay países en los que existe tan solo una máquina especializada en esta prueba. Al respecto, los investigadores plantean que las pruebas de VIH deben ser igual de accesibles para todas las personas, a fin de identificar a los individuos infectados y mantener un control sobre el funcionamiento del tratamiento.

Skinive, una consulta dermatológica al alcance de tu smartphone

Esto cobra especial importancia en el caso de los recién nacidos, ya que durante esta etapa de desarrollo, el VIH progresa a gran velocidad. En torno a esto se encontró que solo el 52% de los niños en riesgo de contraer VIH son evaluados durante sus primeros dos meses de vida.

Finalmente, los investigadores concluyen que si bien se ha observado una mejoría, los esfuerzos por garantizar el diagnóstico, tratamiento y seguimiento de los pacientes con VIH deben redoblarse; solo así será posible prevenir el aumento de esta peligrosa enfermedad.

Referencia: UNAIDS, (2018). Unaids Warns That Progress Is Slowing And Time Is Running Out To Reach The 2020 HIV Targets.

Más en TekCrispy