El tabaquismo y la obesidad son dos de los mayores problemas de salud pública que enfrenta la sociedad actualmente. Al respecto, de acuerdo a un estudio reciente, fumar durante el embarazo aumenta las probabilidades de que el bebé desarrolle obesidad a lo largo de su vida.

Son muchas las investigaciones que demuestran que fumar durante el embarazo tiene peligrosas consecuencias sobre la salud de los bebés. Para ahondar sobre este tema, un equipo de investigadores desarrolló un estudio en el que se demostró que las madres que fuman mientras están embarazadas, aumentan el riesgo de que sus bebés desarrollen obesidad.

Los bebés expuestos al humo del cigarrillo durante el embarazo son más propensos a la obesidad

Es bien sabido que los bebés nacidos de madres fumadoras corren un mayor riesgo de desarrollar problemas de salud en el futuro. En el pasado se creía que estas condiciones hacían más probable un parto prematuro y podían ocasionar que los bebés tuviesen un bajo peso al nacer. Sin embargo, las nuevas evidencias sugieren que, más bien, fumar durante el embarazo podría hacer que los bebés se vuelvan obesos.

A fin de investigar este fenómeno, Leryn Reynolds, junto a un equipo de investigadores, desarrolló un estudio con el objetivo de comprender los mecanismos que favorecen que los bebés de madres fumadoras desarrollen obesidad a lo largo de sus vidas. Para ello, los investigadores analizaron muestras de tejido provenientes de los prepucios desechados de varones recién nacidos que habían sido circuncidados recientemente.

Específicamente, se dedicaron a analizar los niveles de una proteína producida por las células de grasa, llamada quimerina, en estos tejidos; en este sentido, se ha demostrado que las personas con obesidad tienen mayores niveles de quimerina en sangre que las personas de peso estándar.

Tras esto, se encontró que los bebés que habían estado expuestos al humo de cigarrillo tenían niveles significativos más altos de quimerina en sus tejidos que los bebés nacidos de madres no fumadoras. Al examinar esto de cerca, se observó que el aumento de los niveles de esta proteína está asociado a una disminución de la metilación del ADN, mecanismo que regula la expresión de la quimera.

El humo del cigarrillo afecta la expresión genética asociada a las células grasas

Tras analizar muestras de tejidos de bebés provenientes tanto de madres fumadoras como no fumadoras, se descubrió que los bebés expuestos al humo de cigarrillo durante el embarazo tienen niveles más altos de una proteína relacionada a la obesidad. Por tanto, los investigadores concluyen que fumar durante el embarazo podría alterar la expresión genética asociada al desarrollo de células de grasa, haciendo más probable que los bebés desarrollen obesidad en el futuro.

Sin embargo, debemos tener en cuenta que la investigación tuvo algunas limitaciones. Tal como se comentó anteriormente, se trabajó únicamente con tejido proveniente de bebés de sexo masculino, por lo que los resultados aún no pueden generalizarse hacia el sexo femenino.

Bajo esta premisa, los investigadores se han propuesto ampliar la línea de investigación, empleando tejido proveniente del cordón umbilical, tanto de niños como de niñas; en la misma línea, se han planteado experimentos con ratones a fin de comprender el efecto del humo del cigarrillo durante el embarazo sobre la salud en general.

Referencia: Smoking during pregnancy increases chemerin expression in neonatal tissue, (2018). https://doi.org/10.1113/EP087307