Tal como lo señaló un extenso reportaje del New York Times hace poco menos de una semana, Facebook admite haber usado varias “estrategias” poderosas para luchar contra sus críticos.

Y es que la compañía de Mark Zuckerberg admitió la contratación de una firma investigadora para desprestigiar a George Soros, uno de los tantos críticos de la plataforma.

De acuerdo con el informe pasado, Mark Zuckerberg contrató a la consultora Definers Public Affairs para desprestigiar a la competencia y a sus críticos. Entre estos, figuraban el millonario demócrata George Soros, a quien la firma decidió investigar luego que este atacara a Facebook en uno de sus discursos.

Aunque en su momento, Facebook negó el reportaje, argumentando que no era del todo claro, la compañía se ha retractado, y en una nueva publicación en su sitio de noticias admite haber contratado a la firma para desprestigiar al reconocido magnate.

En dichas declaraciones, Elliot Schrage, jefe saliente de comunicaciones y políticas de Facebook, explicó la decisión de la compañía de contratar a Definers Public Affairs y además asumió la responsabilidad de la misma.

Entre las declaraciones más puntuales podemos citar:

En enero de 2018, el inversionista y filántropo George Soros atacó a Facebook en un discurso en Davos, llamándonos una amenaza para la sociedad.

Aunque Facebook explica que no conocía de Soros, admiten haber contratado a la firma para investigarlo, señalando además que hicieron lo mismo con los responsables de la campaña en contra de la red social.

No habíamos escuchado tales críticas de él antes y queríamos determinar si tenía alguna motivación financiera. Definers Public Affairs hizo la investigación utilizando información pública.

Más tarde, cuando la campaña Freedom from Facebook surgió como una llamada coalición de base, el equipo pidió a Definers que ayudaran a conocer a los grupos  detrás de esto.

Schrage reveló que al enterarse de que Soros era uno de los principales financiadores de la campaña, la firma de investigación preparó documentos que luego divulgó a la prensa, para hacer ver que no se trataba de un movimiento espontáneo.

Se enteraron de que George Soros estaba financiando a varios de los miembros de la coalición. Prepararon documentos y los distribuyeron a la prensa para demostrar que esto no era simplemente un movimiento de base espontáneo.

Pero eso no fue todo, pues las campañas de desprestigio ideadas por Definers desencadenaron una serie de acontecimientos en contra de Soros, entre ellos una campaña antisemita.

Sin duda la revelación de Schrage, refuta las pasadas declaraciones del CEO Mark Zuckerberg y la Directora de Operaciones Sheryl Sandberg, quienes negaron tener conocimiento alguno sobre la contratación de la firma, hasta que el diario estadounidense destapó otra caja de Pandora.

Una vez más las declaraciones del ejecutivo ponen en entredicho la crediblidad de Facebook, que en lo que va de año se ha visto envuelta en más escándalos de violación a la privacidad de lo que cualquiera pudiese imaginar.

No obstante, Facebook sigue actuando como si nada estuviese pasando y a pesar de tener una larga lista de críticos, la plataforma sigue a flote.