El descubrimiento de un enorme animal prehistórico que vivió durante el período Triásico hace unos 200 millones de años, indica que los dinosaurios no fue el único grupo de animales que desarrolló grandes tamaños en ese momento.

Aunque los dinosaurios siguieron dominando la era Jurásica posterior, un grupo conocido como Terápsidos, que son los ancestros de todos los mamíferos modernos, prosperó incluso antes del reinado de los dinosaurios.

Paleontólogos encuentran restos fósiles de ballena con cuatro patas en Perú

Fuerzas evolutivas

Los restos fosilizados de un pariente de los mamíferos descubierto en Polonia, revelan una criatura que pesaba alrededor de nueve toneladas y era tan alta como un elefante africano moderno.

Durante 11 años de trabajo de campo los investigadores excavaron más de 1000 huesos, incluyendo los fósiles de Lisowicia bojani.

Los científicos identificaron los restos como un tipo de dicinodonte del grupo de los Terápsidos y nombraron a la especie Lisowicia bojani, por el poblado polaco de Lisowicia donde se encontraron los fósiles, y el anatomista alemán Ludwig Heinrich Bojanus.

Los dicinodontes eran herbívoros y sus tamaños variaban desde pequeñas especies de madrigueras, hasta grandes exploradores. La mayoría eran desdentados, y a pesar de su herencia reptiliana, son los antecesores de todos los mamíferos modernos, incluidos los humanos.

Hasta ahora, el pensamiento predominante es que durante el Triásico Tardío, hace unos 200 millones, los primeros mamíferos y sus parientes se retiraron a las sombras mientras los dinosaurios se levantaban y crecían hasta alcanzar sus tamaños colosales.

Pero el hallazgo realizado por investigadores de la Universidad de Uppsala en Suecia y la Academia de Ciencias de Polonia, sugiere que las mismas fuerzas evolutivas que favorecieron a los dinosaurios gigantes también jugaron un papel en el desarrollo de otras criaturas.

Trabajo de campo

Los investigadores descubrieron los restos fósiles en un pozo de arcilla donde se extraía el material para la fabricación de ladrillos, en la aldea de Lisowicia, a unos 100 kilómetros de Cracovia, al sur de Polonia.

Los restos fosilizados revelan una criatura que pesaba alrededor de nueve toneladas y era tan alta como un elefante.

En el año 2006, los investigadores recibieron información que alguien había encontrado fragmentos de hueso en el sitio. En su primera visita, encontraron fósiles en 15 minutos y durante 11 años de trabajo de campo, excavaron más de 1000 huesos, incluyendo fósiles de Lisowicia bojani. Se cree que el área fue un depósito fluvial durante el período Triásico Tardío.

Inicialmente, los científicos no reconocieron el nuevo dicinodonte como tal, en parte por su gran tamaño; pensaron que los fósiles pertenecían un saurópodo, que fueron los herbívoros más grandes conocidos en este período y que llegaban a alcanzar hasta 11 metros de largo.

Pero los fragmentos de cráneo y los huesos de las extremidades identificaron al animal como el dicinodonte más grande y reciente que se haya encontrado.

¿Por qué conmemoramos el Día de Darwin?

El hallazgo llena un vacío en el registro fósil de los dicinodontos y muestra que algunas características anatómicas de las extremidades, que se cree caracterizó a los grandes dinosaurios o mamíferos, también evolucionaron en la sinapsida no mamífera.

Finalmente, puntualizan los investigadores, estos descubrimientos de Polonia son los primeros hallazgos sustanciales de dicinodontos del Triásico Superior en el continente europeo.

Referencia: An elephant-sized Late Triassic synapsid with erect limbs. Science, 2018. DOI: 10.1126/science.aal4853

Más en TekCrispy