Según una publicación hecha hoy miércoles 21 de noviembre, dos divisiones de la empresa alemana Siemens se han unido a la plataforma de energía impulsada por la tecnología blockchain con el fin de promover la implementación de alternativas descentralizadas en dicho sector.

El comunicado de prensa fue publicado en el sitio web oficial de Siemens, y en este se explica que sus departamentos de Administración de Energía, y Servicios de Generación de Energía se asociaron con la empresa Energy Web Foundation (EWF). Esta es una plataforma de blockchain escalable de código abierto, de muy corta edad (fundada apenas en el año 2017) con el objetivo de desarrollar soluciones regulatorias, operativas y de mercado en el área de la energía del país.

De acuerdo al comunicado de prensa mencionado, los representantes de Siemens consideran que la tecnología blockchain permitirá proveer interoperabilidad en el sector, a través de la vinculación de los consumidores con los proveedores de energía y los operadores de las redes.

También se ha informado que Siemens ya ha empezado a utilizar la tecnología blockchain en conjunto con soluciones de control de microred para optimizar el control en el consumo de energía. De hecho, en el año 2016, dicha empresa trabajó con LO3 Energy, una compañía estadounidense en el desarrollo de microgrids; estos fueron probados en Brooklyn, un distrito de Nueva York, en el cual se pudo devolver el exceso de electricidad a la red local y recibir los pagos de sus compradores.

En este mismo orden de ideas, conviene mencionar que Siemens Financial Services (SFS) participó en el mes de agosto en un programa piloto de blockchain para garantías bancarias que utilizan tecnología R3 Corda, lanzada por la multinacional Standard Chartered (SC).

Como hemos recalcado en otras oportunidades, en la actualidad hay gran cantidad de empresas de diferentes países incluyendo la cadena de bloques dentro diferentes sectores con el fin de mejorar no solo la interoperabilidad, sino como una forma segura para el registro de determinada información. Tal es el caso de SP Group, de Singapur, encargada del suministro de gas y electricidad al país; y KEPCO, en Corea del Sur, que empezará a utilizar la cadena de bloques para microredes ecológicas.