Desde hace más de un mes, el orbitador de la Agencia Espacial Europea (ESA) Mars Express, que gira en torno a Marte, ha estado observando una larga nube en el planeta rojo, la cual se cierne sobre un enorme volcán cerca del ecuador marciano.

Desde su anuncio, se ha especulado que la nube es producto de algún tipo de actividad volcánica, pero los investigadores aclaran que ese no es el caso y explican la razón que justifica la formación de la curiosa nube.

Actividad volcánica descartada

La nube, de color blanco y una extensión aproximada de 1500 kilómetros (950 millas), permanece en el lado de sotavento de Arsia Mons, un volcán 30 veces más voluminoso que los volcanes más grandes de la Tierra, con una altura que supera los 20 kilómetros y más de 600 kilómetros de diámetro.

La actividad volcánica fue descartada como fundamento de la nube debido a que Arsia Mons ha estado inactivo durante al menos 10 millones de años.

Los investigadores descartaron la actividad volcánica como fundamento de la nube debido a que Arsia Mons ha estado inactivo durante al menos 10 millones de años, y su actividad máxima se produjo hace unos 150 millones de años.

Más bien, la formación de la curiosa nube se debe a una combinación de factores que son comunes en las regiones montañosas de Marte e incluso en la Tierra: un fenómeno meteorológico de rutina llamado levantamiento orográfico.

El polvo y el aire frío son los ingredientes principales. Las imágenes de la nube se tomaron después de que una tormenta de polvo global finalmente se había calmado en Marte.

Los científicos explican que las tormentas de polvo crean condiciones oscuras y reducen el calor en la superficie del planeta, lo que incrementa la absorción de la radiación solar y el calentamiento por las partículas de polvo que se encuentran en la atmósfera.

Fenómeno meteorológico

De manera similar al aire tropical en la Tierra, cuando este aire inusualmente cálido se encuentra con una característica topográfica como una montaña, en este caso Arsia Mons, se crea una perturbación en la parcela de aire al forzar su desplazamiento hacia arriba a una elevación mayor.

La cámara de alta resolución a bordo del Mars Express mostró una imagen de esta curiosa formación de nubes. El fenómeno se debe a una combinación de factores que son comunes en las regiones montañosas de Marte e incluso en la Tierra.

En las elevaciones más altas, las temperaturas del aire son más frías y la atmósfera es más delgada. Cuando el aire se enfría a su punto de rocío, el agua se condensa y se forman nubes de hielo y agua.

Nubes similares observadas en los años 2009, 2012 y 2015 coincidieron con la temporada de invierno, por lo que no es sorprendente que esta nube se presentara unas semanas antes del solsticio de invierno marciano, que está ocurriendo en este momento.

Es probable que algún día, se pueda observar este raro evento desde la superficie a través de los “ojos” un vehículo de aterrizaje o incluso pueda ser presenciado por una tripulación humana. Mientras llega ese momento, Mars Express continuará capturando imágenes de la nube hasta que se desvanezca.

Referencia: Mars Express keeps an eye on curious cloud. European Space Agency, 2018. https://goo.gl/GSffkR