Un nuevo estudio sobre la enfermedad de Alzheimer proporciona evidencia desconocida de cómo puede originarse la enfermedad, a la vez que sugiere que ciertos medicamentos empleados contra el VIH podrían utilizarse para tratar el trastorno neurodegenerativo.

La investigación encontró que el Alzheimer es una enfermedad genética, pero en la gran mayoría de los casos no se hereda, sino que surge en el transcurso de la vida por reordenamientos genéticos en las neuronas.

Así funciona el cerebro humano durante una interpretación simultánea

Capaz de reorganizar su ADN

Mientras estudiaban el gen APP, responsable de producir las proteínas beta-amiloidea, cuya acumulación define la enfermedad de Alzheimer, descubrieron algo extraño: el gen parecía poder reorganizar su ADN, permitiéndole tomar miles de formas diferentes.

Este hallazgo podría explicar por qué los medicamentos diseñados para eliminar los grupos de proteínas beta-amiloidea han tenido resultados decepcionantes.

La reorganización puede compararse con una función de copiar y pegar en las neuronas afectadas, pero en lugar de hacer una copia exacta, el proceso mezcla segmentos de ADN y luego los vuelve a insertar en el genoma de la neurona.

Si bien desde la década de 1970 se tiene conocimiento que ciertas células pueden mezclar y editar ADN, esta es la primera evidencia de que tal reorganización genómica, conocida como recombinación somática, ocurre en nuestro cerebro.

Para buscar evidencia definitiva de recombinación somática en las células cerebrales, el equipo de investigación analizó las neuronas de cerebros donados de seis personas sanas y siete pacientes que tenían la forma no heredada de la enfermedad de Alzheimer, que representa la mayoría de los casos.

Los investigadores probaron si las células albergaban diferentes versiones del gen APP, encontrando que las neuronas parecen no tener una o dos variantes del gen, sino miles.

Algunas variaciones implicaron el cambio de bases de nucleótidos individuales, las subunidades de ADN que forman el código genético. En otros casos, las variantes del gen APP habían desechado trozos de ADN y las secciones restantes se habían unido.

Los investigadores también observaron que las neuronas de los pacientes con enfermedad de Alzheimer contenían aproximadamente seis veces más variedades del gen APP que las células cerebrales de las personas sanas.

Este hallazgo podría explicar por qué los medicamentos para tratar la enfermedad de Alzheimer que están diseñados para eliminar los grupos de proteínas beta-amiloidea, han tenido resultados decepcionantes.

Tratar el Alzheimer con fármacos para el VIH

Adicionalmente, los científicos descubrieron que el proceso de recombinación de genes requería de la participación de una enzima llamada transcriptasa inversa, bien conocida en el contexto del VIH, ya que es la responsable de dejar que el virus se inserte en el ADN de las células de las personas infectadas.

Los investigadores sugieren que ciertos medicamentos empleados contra el VIH podrían utilizarse para tratar la enfermedad de Alzheimer.

Los investigadores plantean la posibilidad de que los medicamentos utilizados en el tratamiento del VIH para bloquear estas enzimas, llamados inhibidores de la transcriptasa inversa, también pueden ser útiles para tratar la enfermedad de Alzheimer.

Investigadores descubren genes que controlan el tamaño del cerebro y el cráneo

Esta idea está respaldada por la observación de que los pacientes ancianos con VIH, que han estado en tratamiento a largo plazo con inhibidores de la transcriptasa inversa, rara vez desarrollan la enfermedad de Alzheimer. Sin embargo, se necesitarán ensayos clínicos para probar esta propuesta.

En esa línea, el equipo de investigadores ya está probando la efectividad de los inhibidores de la transcriptasa inversa en modelos de ratón con la enfermedad de Alzheimer; simultáneamente se encuentran realizando las gestiones para iniciar ensayos en humanos, lo que debería ocurrir en el futuro próximo, ya que los medicamentos han probado ser seguros.

Referencia: Somatic APP gene recombination in Alzheimer’s disease and normal neurons. Nature, 2018. https://doi.org/10.1038/s41586-018-0718-6

Más en TekCrispy