El domingo, el Fiscal General Adjunto de EEUU, Rod Rosenstein, habló en la 87ª Asamblea General de Interpol celebrada en Dubai.

El discurso de Rosenstein se centró en las innovaciones digitales que afectan a la aplicación de la ley y contribuyen al aumento de los delitos cibernéticos. Allí mencionó el papel de Interpol para responder al auge del “mundo cibernético” y las oportunidades para que los delincuentes exploten tecnologías como Internet y las criptomonedas.

Hoy en día, hay una creciente divergencia entre Internet tal como es, e Internet como podría ser“, afirmó Rosenstein. Además, añadió que “los actores malintencionados usan internet para fines malvados. Los delincuentes cibernéticos emplean tecnologías modernas para dañar los sistemas de información, robar datos, cometer fraudes, violar la privacidad, atacar infraestructuras críticas y explotar sexualmente a niños“.

Rosenstein también habló sobre los aquellos que “lanzan esquemas engañosos para influir en las opiniones de las personas” e intentan “fomentar la división e interrumpir los procesos democráticos“.

Cabe destacar que Rosenstein, de 53, y que se desempeñó como Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito de Maryland antes de ser nombrado en su cargo actual, es la cabeza de la fuerza operativa de las labores de guía en investigaciones concernientes a fraudes realizados con criptomonedas en los Estados Unidos.

De esta manera, no es de extrañarse que dijera que las criptomonedas son una herramienta utilizada por los ciberdelincuentes y que la regulación, el aprovechamiento y el rastreo de las criptomonedas “exigen una respuesta multinacional“.

Por otro lado, pidió apoyo internacional para establecer el estado de derecho en internet. “Para evitar que la moneda virtual sea abusada por criminales, financieros terroristas o evasores de sanciones, todos debemos implementar políticas que mitiguen los riesgos que plantea la nueva tecnología“, dijo Rosenstein a los miembros de la Interpol. Además, dejó claro que los estándares globales contra el lavado de dinero se aplican a los productos de moneda virtual.