En las últimas décadas, una vasta cantidad de investigaciones ha asociado la exposición a la contaminación del aire con enfermedades respiratorias, cardiovasculares y muchos otros resultados adversos para la salud. En contraste, se ha prestado poca atención a la identificación y el tratamiento de los determinantes sociales y ambientales asociados con tales efectos.

Si bien en los últimos años se ha observado un cambio de rumbo en esa tendencia, hasta ahora ningún estudio ha cuantificado el riesgo de exposición de las personas con discapacidades intelectuales a los contaminantes del aire.

Google lanza proyecto para enseñar a los niños cómo combatir los aspectos negativos de Internet

Análisis de datos

En este sentido, un reciente estudio realizado por investigadores de la Universidad de Lancaster en Reino Unido, encontró que los niños británicos con discapacidades intelectuales tienen más probabilidades de estar expuestos a niveles potencialmente dañinos de contaminación del aire exterior, en comparación con los niños neurotípicos.

La evidencia sugiere que la exposición a la contaminación del aire exterior puede impedir el desarrollo cognitivo.

Los hallazgos provienen del análisis de datos de un importante estudio de salud de Gran Bretaña que involucró a más de 18.000 niños nacidos entre los años 2000 y 2002.

En detalle, estos datos revelaron que en promedio, los niños con discapacidades intelectuales tenían 33 por ciento más probabilidades de vivir en áreas con altos niveles de partículas de diésel y una probabilidad 30 por ciento mayor de vivir en áreas con altos niveles de dióxido de nitrógeno.

Adicionalmente, los investigadores encontraron un 30 por ciento más probabilidades de vivir en áreas con altos niveles de monóxido de carbono y un 17 por ciento más de probabilidades de vivir en áreas con altos niveles de dióxido de azufre.

Los investigadores señalan que la discapacidad intelectual es más común entre los niños que viven en áreas más desfavorecidas socioeconómicamente, las cuales tienden a tener niveles más altos de contaminación del aire.

Exposición dañina

La contaminación del aire se ha asociado con enfermedades respiratorias, cardiovasculares y muchos otros resultados adversos para la salud.

Un creciente número de evidencia sugiere que la exposición a la contaminación del aire exterior puede impedir el desarrollo cognitivo, lo que incrementa el riesgo de discapacidad intelectual en los niños.

Esta herramienta podría predecir el asma en niños pequeños de forma más precisa

Al respecto, el Dr. Eric Emerson, investigador afiliado a la División de Investigación en Salud de la Universidad de Lancaster, al Centro para la Investigación y Política de la Discapacidad de la Universidad de Sídney y autor principal del estudio, expresó:

“Sabemos que las personas con discapacidades intelectuales en el Reino Unido tienen peor salud y mueren antes de lo que deberían. Esta investigación aporta otra pieza para entender por qué se da ese caso y qué se debe hacer.”

Referencia: Risk of exposure to air pollution among British children with and without intellectual disabilities. Journal of Intellectual Disability Research, 2018. http://dx.doi.org/10.1111/jir.12561

Más en TekCrispy