La Bolsa de Valores de Singapur, Singapore Exchange (SGX), estableció las reglas que deben seguir las empresas de su listado que llevan a cabo Ofertas Iniciales de Moneda (ICO).

El jueves 15 de noviembre, Tan Boon Gin, el CEO de la filial encargada de la regulación de Bolsa de Valores de Singapur, SGX RegCo publicó una columna explicando lo que el organismo espera de parte de aquellas empresas registradas que emitan ICOs. Pero antes de ello, destacó que dicha reglamentación aplicaría únicamente para la empresa en el listado, y que cualquier token lanzado en una Oferta Inicial de Moneda no se encontraría registrado en SGX, aun cuando la firma que lo emita sí.

La primera pauta de la publicación menciona que cualquier compañía listada en la SGX debe consultar con la SGX RegCo con antelación para cotizar. De igual forma, debe proporcionar una opinión legal en el que se explique la naturaleza de los tokens a emitir, así como la opinión del auditor sobre el tratamiento contable de la ICO en cuestión, los cuales deben estar firmados por profesionales.

El regulador solicita también que las empresas divulguen la razón que justifica la realización de la ICO, el destino y la forma en que se utilizarían los fondos recaudados, los riesgos asociados a la misma, los chequeos de acuerdo a la política “Conoce a tu cliente”, KYC, y contra el lavado de dinero (AML), así como también cualquier impacto que pudiera tener la recaudación sobre los derechos de los accionistas involucrados.

Otro punto importante es que si los tokens emitidos se consideran valores de acuerdo con la Ley de Valores y Futuros (SFA) de Singapur, entonces los emisores deben cumplir con los respectivos procedimientos de registro y licencia de prospecto. En este sentido, también puede requerirse que las empresas creen una subsidiaria para llevar a cabo la ICO.

Con ello, el CEO ha dejado claro que la filial reguladora de SGX espera que todos los emisores listados no solo velen por los intereses de sus proyectos, sino también los de los accionistas asociados.