El Fiscal General Adjunto de Estados Unidos, Rod Rosenstein, solicitó la cooperación internacional en la investigación de delitos llevados a cabo utilizando criptomonedas en una reunión anual de Interpol.

Rosenstein, de 53, y que se desempeñó como Fiscal de los Estados Unidos para el Distrito de Maryland antes de ser nombrado en su cargo actual, es la cabeza de la fuerza operativa de las labores de guía en investigaciones concernientes a fraudes realizados con criptomonedas en los Estados Unidos.

Hablando en la 87a Asamblea General de Interpol el domingo, Rosenstein abordó el tema directamente y dijo que “no debemos permitir que los ciberdelincuentes se escondan detrás de las criptomonedas“.

Si bien reconoció que existen algunos casos de uso beneficiosos para las criptomonedas, también señaló que los delincuentes los están utilizando para una serie de actividades ilícitas, citando el ransomware WannaCry y Alexander Vinnick, el supuesto operador del ya fallecido Excahnge BTC-e, como ejemplos de tal actividad.

Además, los estafadores utilizan el atractivo de las ofertas de monedas y la promesa de nuevas monedas para engañar a los inversionistas desprevenidos, promover estafas y participar en la manipulación del mercado” comentó Rosenstein.

En este sentido, señaló la necesidad de respuestas globales para abordar el desafía de los delitos relacionados al uso de criptomonedas. Además, añadió que “debemos trabajar juntos para dejar claro que el estado de derecho puede llegar a toda la blockchain“.

También, para completar el punto anterior, hizo un llamado a que los demás países desarrollen regulaciones a las criptomonedas para que no puedan ser usadas para financiar grupos terroristas o para que los estados evadan las sanciones económicas.

Por último, instó a todas las naciones a dejar claro que los estándares globales contra el lavado de dinero se aplican a los productos de moneda virtual y a los proveedores de servicios.