El Condado de Chelan del estado de Washington ha propuesto un aumento de tasas de la energía eléctrica para las empresas mineras de criptomonedas en la región.

La Distrito de servicios públicos (PUD) del Condado, que es responsable de los servicios de agua, electricidad, telecomunicaciones y aguas residuales en el Condado de Chelan, ha propuesto nuevas tarifas que capturan el aumento de los costos fijos y variables asociados con las actividades de minería de criptografía. Según el PUD de Chelan, los servicios de minería de criptomonedas requerían una potencia superior a 200 MW, superando la capacidad del condado. Dado que la demanda supera lo que los proveedores de energía y clientes pueden suministrar, la economía simple dicta que los mineros tendrán que pagar más para mantener sus negocios.

Lindsey Mohns, asesora de tarifas de servicios al cliente, explicó la nueva estructura de tarifas propuesta de manera más detallada: “Esta estructura de tarifas se construye de la misma manera que la estructura de tarifas existente que las mineras de criptomoneda están pagando en este momento, lo que se conoce como Schedule 35. Lo que hace esta nueva estructura de tarifas (Schedule 36) es traer una consideración de mercado sobre el precio de la energía porque tendremos que comprar energía en el mercado para atender la carga variable asociada con la criptomoneda“.

Por otro lado, Kimberlee Craig, Oficial de Información Pública del PUD de Chelan, dijo: “Chelan PUD está abordando (la estructura de tarifas) de una manera que captura el costo y protege la inversión para los clientes que ya están aquí e invirtieron mucho en nuestro sistema“.

Sin embargo, los miembros de la comunidad minera local expresaron su descontento. Algunos creen que esta medida no sólo afectará negativamente a la industria, sino que también en el desarrollo del Chelan, ya que se perderán muchas fuentes de trabajo y fortaleza en el sector financiero.

Escribir un comentario