Diversas investigaciones han demostrado que los animales, como las ratas y las palomas, pueden desarrollar representaciones mentales del tiempo. Sin embargo, hasta el momento, se pensaba que los seres humanos son los únicos que tienen la capacidad de desarrollar una noción del pasado. Sin embargo, un estudio reciente demuestra que los orangutanes también pueden poner en marcha esta capacidad.

En este sentido, tras un curioso experimento, un equipo de investigadores demostró que los orangutanes tienen una noción mental del pasado, lo que les permite emitir señales de alarma respecto a la presencia de algún depredador, sin poner en riesgo la vida del resto de la manada.

El ser humano no es el único primate en ser capaz de desarrollar una noción del pasado

Ante la presencia de alguna amenaza, los orangutanes tienen una señal de alarma particular: emiten un sonido similar al de un beso humano. No obstante, emitir señales como estas, si bien puede alertar al resto de la manada sobre algún depredador, puede llamar su atención, aumentando el peligro.

Sin embargo, tras diversas observaciones, se ha descubierto que para evitar esto, los orangutanes emiten la alarma luego de un tiempo después de haber avistado la posible amenaza, cuando se encuentra fuera de su rango visual.

Esto sugiere que estos primates tienen la capacidad de transmitir información sobre algo que no está presente en el momento, bien sea por tratarse de un evento futuro o uno pasado; es decir, todo parece indicar que los orangutanes tienen una noción del pasado y la pueden comunicar. Para poner esto a prueba, los investigadores diseñaron un experimento.

Específicamente, los científicos se internaron en las profundidades del bosque Ketambe, en Sumatra, donde se disfrazaron de diversas maneras a fin de evaluar la respuesta de un grupo de siete orangutanes madre. Así, los investigadores usaron un disfraz blanco, uno con manchas, otro con dibujos y otro con rayas de tigre por dos minutos, lo que les permitió observar las reacciones de estos primates.

Así es como los orangutanes comunican su noción del pasado

Si bien el experimento puede parecer bastante curioso, produjo resultados interesantes; al menos en la mitad de los ensayos, los orangutanes emitieron la señal de alarma. De hecho, la mayoría de las señales se emitieron ante el disfraz que asemejaba la piel de un tigre y ante la vestimenta estampada. Sin embargo, tal como se esperaba, solo una de las señales de alarma se emitió cuando la amenaza aún era visible.

De esta manera, casi todas las señales de alerta se emitían de forma retrasada; en promedio, el tiempo de retraso luego de la desaparición del posible depredador rondó entre 7 y 20 minutos. Un caso particular fue el de una orangután que, al ver la amenaza, tomó a su bebé, excretó como señal de ansiedad y empezó a subir cuidadosamente sobre el árbol en un silencio absoluto. Después de 20 minutos fue que produjo la señal de alarma, manteniéndola por más de una hora.

Al respecto, los investigadores sugieren que lo más probable es que las madres orangutanes retrasen la emisión de la señal a modo de protección, tanto propia como comunitaria. Esto se corresponde con una la capacidad de desarrollar una noción del pasado, similar a la del ser humano.

Aún más, de estos resultados podría inferirse que la capacidad de desarrollar y comunicar una noción del pasado en el ser humano, pudo haber evolucionado de un antiguo ancestro homínido común entre humanos y orangutanes. Sin embargo, esto debe ser corroborado por otros estudios en el futuro.

Referencia: Time-space–displaced responses in the orangutan vocal system, (2018). https://www.doi.org/0.1126/sciadv.aau3401

Más en TekCrispy