Un grupo de Investigadores de Georgia Tech y la Universidad de Corea han desarrollado una nueva célula híbrida de biocombustible hecha de fibra de algodón que según ellos podría alimentar dispositivos médicos implantables, como marcapasos.

De acuerdo con la investigación titulada: “Células híbridas de biocombustible de alta potencia que utilizan capas de capas de algodón metálico recubierto con glucosa oxidasa“, publicada en la revista Nature Communications, la célula de biocombustible alimentada con glucosa y que utiliza electrodos hechos de fibra de algodón podría proporcionar el doble de energía que las celdas de biocombustible convencionales.

Los investigadores señalan que al combinar estas células con baterías o supercapacitores se podría proporcionar una fuente de alimentación híbrida para los dispositivos médicos.

“Podríamos usar este dispositivo como una fuente de energía continua para convertir la energía química de la glucosa en el cuerpo a energía eléctrica“, dijo Seung Woo Lee, profesor asistente en la Escuela de Ingeniería Mecánica Woodruff de Georgia Tech.

“La técnica de deposición capa por capa controla con precisión la deposición tanto de la nanopartícula de oro como de la enzima, aumentando dramáticamente la densidad de potencia de esta celda de combustible“, añade el profesor.

LA IMAGEN MUESTRA ALGUNAS FIBRAS DE ALGODÓN Y FIBRAS DE ALGODÓN METÁLICAS UTILIZADAS COMO ELECTRODOS EN UNA NUEVA CELDA DE BIOCOMBUSTIBLE. Creditos: Georgia Tech

Con la técnica de capa por capa los investigadores ensamblaron nanopartículas de oro en fibras de algodón, esto ayudó a aumentar la capacidad de potencia hasta 3.7 milivatios por centímetro cuadrado.

Sony planea aumentar producción de cámaras 3D con tecnología de reconocimiento facial

El proceso crea electrodos de alta conductividad que ayudan a mejorar la eficiencia de la celda híbrida de biocombustible.

Dado que el algodón es más poroso que la fibra de nylon que se usaría normalmente, los poros ayudan a mejorar la conductividad de los electrodos y la actividad que se produce en los dispositivos electroquímicos.

Los investigadores creen que este hallazgo puede contribuir para aumentar el rendimiento de las células de biocombustible al conectar la enzima utilizada para oxidar la glucosa con un electrodo.

“El algodón tiene muchos poros que pueden respaldar la actividad en dispositivos electroquímicos“, explicó Yongmin Ko, miembro de la facultad visitante y uno de los coautores del artículo. “La fibra de algodón es hidrofílica, lo que significa que el electrolito moja fácilmente la superficie“.

Esto quiere decir que gracias al uso de la fibra de algodón en estas celdas, se aumentaría el tiempo de vida de los dispositivos médicos como marcapasos y sensores, ya que los que están actualmente deben sustraerse del organismo de los pacientes cada cierto tiempo para cambiar la batería.

Más en TekCrispy