La administración adecuada de medicamentos en los ojos es una cuestión desafiante. En la actualidad, los pacientes con enfermedades oculares disponen de dos métodos para tratar sus afecciones: la aplicación de gotas y las inyecciones intraoculares. Cada uno de ellos es imperfecto y tiene sus debilidades: el primero es poco efectivo y el segundo es riesgoso.

En un esfuerzo por contar con una alternativa que proporcione una solución a estos inconvenientes, un equipo de investigadores de la Universidad Tecnológica de Nanyang en Singapur, desarrolló y demostró un nuevo método para administrar medicamentos al ojo: un parche ocular con microagujas solubles.

¡Olvídate de los lentes!, estas gotas corregirán tu miopía

Un método promisorio

El nuevo dispositivo médico, llamado reservorios de microfármaco de doble capa, actualmente un prototipo, se aplica como una lente de contacto y evita las complicaciones y limitaciones típicas de las gotas y las inyecciones intraoculares.

La inyección intraocular es una de las alternativas que los pacientes con enfermedades oculares tratan sus afecciones.

Tal como su nombre lo indica, el parche ocular está compuesto de dos capas: una base y un patrón de agujas microscópicas diseñadas para penetrar a la superficie del ojo y liberar lentamente los medicamentos.

Los autores afirman que es extremadamente simple de aplicar y basta con presionar el parche en el ojo rápida y suavemente con un dedo.

Cuando el parche se aplica, el líquido del ojo se filtra hacia el espacio entre la base y las microagujas, disolviendo el material que los mantiene unidos. Transcurridos unos 30 segundos, se retira el parche y las microagujas permanecen incrustadas en la córnea.

El nuevo método evita las complicaciones y limitaciones típicas de las gotas y las inyecciones intraoculares.

Las microagujas también están compuestas de dos capas: la externa, que se disuelve de inmediato y administra una dosis inicial del medicamento, y la capa interna, que tarda varios días en disolverse, lo que proporciona una dosis secundaria a lo largo del tiempo.

Demostrando la eficacia de la tecnología

Para demostrar la tecnología, los autores la probaron en ratones. Según informan, la aplicación del parche no produjo ningún daño en el ojo y no se observaron signos de dolor en los animales.

Utilizando el prototipo, los investigadores trataron casos de neovascularización corneal, una proliferación patológica de los vasos corneales debido a diversas lesiones, con una formulación dual que incluyó el anticuerpo monoclonal DC101 y el antiinflamatorio diclofenaco.

El parche ocular con microagujas solubles se perfila como método para administrar medicamentos al ojo altamente eficaz.

Una vez aplicado y retirado el parche, las microagujas suministraron los fármacos y posteriormente se biodegradaron sin dejar residuos en los ojos de los ratones.

La técnica demostró una efectividad en la restauración de la vascularización del 80 por ciento, un resultado mucho mayor que el obtenido con dosis sensiblemente más altas de gotas para los ojos.

Estos factores aumentan los riesgos de desarrollar miopía en la infancia

La esperanza de los científicos es que este parche pueda ser una alternativa eficaz para tratar enfermedades como la maculopatía y el glaucoma, que requieren de molestas inyecciones intraoculares.

Los autores son optimistas y esperan realizar ensayos clínicos en humanos en un futuro cercano, y una vez comprobada la seguridad del método, podría ayudar a los pacientes con enfermedades oculares a recibir un tratamiento eficaz en la comodidad de su hogar.

Referencia: Self-implantable double-layered micro-drug-reservoirs for efficient and controlled ocular drug delivery. Nature Communications, 2018. https://doi.org/10.1038/s41467-018-06981-w

Más en TekCrispy