Alphabet, el holding detrás de Google ha anunciado que está cerrando SHAFT, la empresa desarrolladora de robots bípedos por no poder encontrar un comprador.

SCHAFT es una empresa japonesa de robótica que tuvo sus orígenes en el laboratorio de la Universidad de Tokio, donde los ingenieros construyeron extremidades de robot bioinspiradas con huesos de metal, músculos y tendones.

Una empresa que fue mayormente conocida cuando en el 2013, el spin-off del laboratorio compitió y ganó el desafío de robótica de DARPA, donde se pone a prueba la capacidad de los robots para navegar en situaciones de desastre.

Este premio lo obtuvieron gracias a que según el equipo sus los músculos del robot —que se conocen como actuadores personalizados-– eran diez veces más fuertes que los diseños de la competencia.

Luego de este éxito la fue adquirida por Alphabet, una subsidiaria de Google en el 2013. Posteriormente un inconveniente con Andy Rubin —líder de los proyectos de robótica quien fue acusado de acoso sexual–, colocó a Schaft en una situación delicada hasta el punto en el que Google decidiera venderla junto a Boston Dynamics a Softbank en el 2017.

Google Shopping se reinventa con nuevas funciones personalizadas

Esta compra se realizó, pero solo del lado de Boston Dynamics, ya que, según menciona la fuente, el acuerdo no se llevó a cabo porque algunos empleados se negaron a unirse al nuevo propietario, lo que llevó a Google a tomar la decisión de vender esta compañía.

Siguiendo la decisión de Softbank de no seguir adelante con la adquisición de Schaft, exploramos muchas opciones, pero finalmente decidimos cerrar Schaft. Estamos trabajando con los empleados para ayudarlos a encontrar trabajos en otros lugares dentro o fuera de Alphabet

Una decisión que para algunos resulta un poco apresurada dada las crecientes ganas de Google por incursionar en el mundo de la robótica. Aunque para otros esto se debe a que Schaft no se encuentra dentro de los proyectos de Google.

Más en TekCrispy