El cambio climático, y especialmente los extremos climáticos asociados con él, no sólo presentan nuevos desafíos para la sociedad humana, sino también para la vida silvestre. Los resultados de un reciente estudio realizado por científicos de la Universidad de East Anglia, son muestra de ello.

La investigación encontró que los insectos en todo el mundo están experimentando problemas de fertilidad y las olas de calor causadas por el cambio climático son las responsables de tal afectación.

Cambio climático puede cambiar cómo las olas impactan las costas del mundo

Expuestos a olas de calor

El estudio estuvo enfocado en determinar en el impacto que las olas de calor tienen en la reproducción masculina de los escarabajos de la harina (Tribolium castaneum), una plaga originaria de los trópicos y representativa de la mayoría de los grupos de insectos.

Los científicos estiman un incremento inevitable de las temperaturas ambientales en el futuro próximo.

A tal fin, los investigadores expusieron a un grupo de escarabajo machos a varias olas de calor en cámaras climáticas diseñadas especialmente para realizar este experimento.

Los autores simularon una onda de calor y por cinco días mantuvieron a un grupo de estos insectos a 42 grados centígrados, de cinco a siete grados por encima de la temperatura regular. Luego realizaron un recuento de espermatozoides y examinaron su éxito de apareamiento y reproductivo.

Los resultados mostraron que luego de la exposición a la ola de calor, el número de espermatozoides en la eyaculación de los escarabajos se había reducido en un 75 por ciento. Como resultado, el éxito reproductivo de estos insectos disminuyó en un 30 a 80 por ciento.

Los investigadores también evidenciaron que el calor cambió su comportamiento de apareamiento: los insectos dudaron más tiempo antes de su primera copulación y generalmente se aparearon con menos frecuencia que los animales de control, los cuales permanecieron en condiciones de temperatura normales.

Esperma poco viable

Más aún, los científicos observaron un efecto generacional: los hijos de los machos expuestos a la ola de calor mostraron una reducción del 25 por ciento en el éxito reproductivo.

Además de la alarmante reducción en el número de espermatozoides producto de la exposición al calor, los investigadores evidenciaron un efecto generacional.

Cuando los animales fueron expuestos a una segunda ola de calor, los resultados fueron más dramáticos: prácticamente la totalidad de los insectos sometidos a esta experiencia quedaron completamente estériles.

Al respecto, el investigador Kris Sales, académico en la Escuela de Ciencias Biológicas de la Universidad de East Anglia y coautor del estudio, expresó:

“Es muy probable que, debido al cambio climático, los insectos en la naturaleza experimenten múltiples olas de calor. Si su sistema reproductor masculino no se adapta, o al menos se recupera rápidamente, esto será un problema para la preservación de la población de insectos en el mundo.”

Este es el impacto oculto que los aviones tienen en el cambio climático

Los autores del estudio afirman que la infertilidad masculina en un período caluroso puede ayudar a explicar por qué el cambio climático ha tenido un impacto tan grande en las poblaciones de especies en los últimos años, incluida su extinción.

Los resultados de este estudio toman relevancia ante las estimaciones que prevén un incremento inevitable de las temperaturas ambientales por causa del calentamiento global impulsado por la actividad humana.

Referencia: Experimental heatwaves compromise sperm function and cause transgenerational damage in a model insect. Nature Communications, 2018. https://doi.org/10.1038/s41467-018-07273-z

Más en TekCrispy