Be My Eyes, es una increíble app gratuita que permite que muchas personas videntes se conviertan en los ojos de personas ciegas o de baja visión en tiempo real.

La maravillosa iniciativa, fue desarrollada por Hans Jørgen Wiberg, un entusiasta de la tecnología que tiene discapacidad visual.

Principalmente, Wiberg empezó investigando sobre la influencia de la tecnología en las personas ciegas.

Esto dio como resultado que en 2012 Wiberg tuviese la iniciativa de crear esta herramienta, y tres años después se materializó “Be My Eyes”, la app que actualmente cuenta con 1,786,051 voluntarios y 103,692 usuarios ciegos.

El funcionamiento

Tal vez muchos piensan que las personas con discapacidad visual no pueden manipular un móvil. Pero en realidad, tienen la capacidad de hacer todo lo que personas videntes hacemos de manera cotidiana, e incluso mucho más.

Debido a que desarrollan muy bien la percepción y el resto de sus sentidos para poder desplazarse.

Sin embargo, aún existen pequeños detalles que sus sentidos no pueden revelar, como la fecha de vencimiento de algún alimento o encontrar algún objeto perdido.

Es ahí cuando entra en acción “Be My Eyes”. Una aplicación móvil a la que todos pueden tener acceso en iOS y Android, que conecta a las personas ciegas y con baja visión con voluntarios videntes que “prestan sus ojos” para ayudar con tareas cortas y simples como lavar un suéter.

“Este problema es demasiado pequeño para pasarlo a tu vecino“, dijo Wiberg. “Pero la aplicación les da la oportunidad de lavar su suéter cuando lo deseen, en su momento, sin esperar a que un miembro de la familia venga y lo haga, por ejemplo”.

Con solo presionar un botón

Al presionar un botón, la persona invidente se pondrá en contacto por medio de una videollamada en vivo con cualquiera de los voluntarios registrados en la plataforma.

La persona con discapacidad visual y el voluntario pueden comunicarse directamente y resolver el problema que se presente en ese momento.

El voluntario ayudará a guiar en qué dirección apuntar la cámara del móvil, en qué enfocar o cuándo encender la linterna.

Cabe destacar que esta app no solo ha contribuido a mejorar la vida de personas con discapacidad visual, sino también con los miles de voluntarios que se encuentran actualmente.

Lo sé con seguridad, muchos voluntarios han tenido su primera interacción con una persona ciega a través de la aplicación. Estamos cerrando la brecha entre las personas con discapacidad visual y deficientes visuales, haciéndolos sentir más cómodos para pedir ayuda en persona.

Realmente no es difícil entender como una tarea tan sencilla como ayudar a alguien pueda tener un impacto en cualquier persona.

“Bromeamos sobre cómo no estamos seguros a quién estamos ayudando, los voluntarios se ponen en contacto por correo electrónico. todo el tiempo diciendo lo felices que están de poder ayudar a alguien de una manera tan simple y fácil “.

Si deseas ser voluntario en “Be My Eyes” solo debes descargar la app de forma gratuita en las siguientes plataformas: Android y iOS mediante el enlace.

Luego completar su nombre, correo electrónico, crear una contraseña y seleccionar qué idioma(s) hablan.

Actualmente Be My Eyes se encuentra disponible en 180 idiomas, y su creador estudia la posibilidad de que esta llegue a países en desarrollo de forma gratuita.

Si bien, esta app ha sido desarrollada principalmente para facilitar algunas tareas a personas invidentes, el creador afirma que también ha mejorado la vida de los voluntarios.

Y no es para menos, pues muchas veces pasamos por alto lo valioso que puede ser tener la capacidad de recordar un hermoso atardecer o apreciar un retrato familiar.

Pequeños detalles que “no vemos” por seguir un estilo de vida agitado.