Hoy 14 de noviembre, la Oficina de Impuestos de Australia (ATO) ha informado sobre la actividad de estafadores que exigen el pago de impuestos a través de los cajeros automáticos de Bitcoin. La advertencia publicada señala que la cantidad de estafadores ha superado incluso a la de los que solicitan giftcards en iTunes.

Este año el Comisionado Asistente de la ATO, Kath Anderson, mencionó que se ha incrementado el número de estafadores que fingen estar asociados con el regulador de impuestos para exigir el pago de los mismos. Por esta razón, “los australianos están en alerta máxima por estafas de impuestos”. Ahora su preocupación se centra en la posibilidad de que los australianos envíen su información personal a los criminales, lo cual los haría más vulnerables a una estafa.

De hecho, ya anteriormente el regulador de impuestos había advertido a los ciudadanos australianos sobre la actividad de estafadores que solicitaban el pago de deudas de impuestos falsos en nombre de la organización. Para ello, exigían que se cancelaran en diferentes criptomonedas.

La publicación más reciente de la ATO respecto al tema indica que, desde el 1 de julio, los australianos han reportado más de 28,000 intentos de estafa en nombre de la ATO, y desde entonces han pagado casi US$ 1 millón a los estafadores. En cuanto a sus métodos, ha señalado que estos suelen solicitar los pagos a través de medios que se consideran “inusuales”, como giftcards de iTunes y BTC, a lo cual añadió que:

“Así no es como hacemos negocios […] Noviembre es un momento de máxima audiencia para los estafadores, ya que saben que muchas personas tienen que pagar facturas de impuestos. Tenga cuidado si alguien se comunica con usted para exigir el pago de una deuda tributaria que no sabía que tenía”.

No es la primera que las criptomonedas se asocian con procesos de estafa en Australia. A finales de septiembre, la Comisión Australiana de Valores e Inversiones (ASIC, según siglas en inglés) advirtió sobre los riesgos asociados a las ofertas iniciales de moneda (ICO) y los fondos en criptomonedas de inversores minoristas.