La administración del presidente francés Emmanuel Macrón, enviará una comisión a las oficinas de Facebook a partir de enero de 2019, con el fin de analizar la forma en que esta red social controla el moderamiento de contenido violento.

De acuerdo con Reuters, Macron hizo el anuncio en el Foro anual de Gobernanza de Internet en París, donde aseguró: “Es la primera vez” que se realiza este tipo de acciones por parte del algún gobierno, donde la empresa de Mark Zuckerberg da luz blanca para que estudien sus procesos.

Asimismo añadió: “Estoy encantado con este enfoque experimental muy innovador”, dijo. “Es un experimento, pero un primer paso muy importante en mi opinión”.

El proyecto denominado “regulación inteligente”, surgió luego de varias conversaciones con Mark Zuckerberg el pasado mes de Mayo, cuando Macrón reunió a varios CEOs de compañías tecnológicas en París, con el fin de trabajar juntos por un bien común: erradicar la violencia y el discurso de odio que vemos a diario en las redes sociales.

“La mejor manera de garantizar que cualquier regulación sea inteligente y funcione para todos es que los gobiernos, los entes reguladores y las empresas trabajen juntos para aprender unos de otros y explorar ideas“, dijo Nick Clegg, ex viceprimer ministro británico que ahora es jefe de Facebook Asuntos.

Se filtran dudosas reglas para el manejo de contenido moderado de Facebook

Aún no se conocen quiénes serán los funcionarios elegidos para la primera fase de este seguimiento, sin embargo, Facebook dijo que la selección dependía de la presidencia francesa.

De acuerdo con Techcrunch, los reguladores analizarán varios pasos: cómo funciona el filtrado, cómo identifica Facebook el contenido problemático, cómo decide si es problemático o no y qué sucede cuando la plataforma elimina una publicación, un video o una imagen.

No obstante, se desconoce cuál será el alcance de las actividades de los funcionarios, pues no se sabe si tendrán acceso a  todos los algoritmos o códigos desarrollados por Facebook para eliminar el discurso de odio.

Si bien, este movimiento surge como una colaboración de la plataforma, atendiendo una solicitud del presidente Macrón, fuentes cercanas señalan que Facebook también se verá beneficiado, pues se rumorea que Francia podría introducir una regulación generalizada sin consultar a la compañía. Pero este proceso debería conducir a una regulación que no afecte a la red social del Sr Zuck.

Se espera que dichas investigaciones tengan una duración de seis meses por lo que les espera un trabajo arduo a los funcionarios franceses. Asimismo, Macron planteó la posibilidad de llevar estas auditorías con otras tecnológicas como Google, Apple y Amazon.

Más en TekCrispy