GPU-Z

Elegir una tarjeta gráfica puede convertirse en uno de los asuntos más complicados para un usuario. Tomando en cuenta la nomenclatura que se maneja y la gigantesca gama de opciones, cualquiera podría confundirse o tomar malas decisiones. Pero no todo es un asunto de compatibilidad y rendimiento, actualmente debemos estar atentos también a una tendencia que ha iniciado con la venta de tarjetas de videos falsas.

Se trata de piezas de hardware que son alteradas a través de su Bios a fin de que sean detectadas por los sistemas como un modelo superior. En ese sentido, podríamos elegir la compra de una GeForce GTX 970 y en realidad recibir una GeForce GTS 450, con un rendimiento inferior e incluso con menor tiempo de vida.

No obstante, existen detalles en los que podemos fijarnos a fin de no ser víctimas de una estafa de este tipo. Considerando que las inversiones en tarjetas gráficas suelen ser altas, es necesario que seamos cuidadosos a la hora de elegir y comprar una, no solo por cuestiones de rendimiento sino para evitar también ser timados con una tarjeta gráfica distinta a la que queremos. En ese sentido, podremos chequear ciertos puntos que nos ayudarán a ver si el producto y el vendedor son de confianza.

Verifica el precio

El precio es un asunto crucial cuando se trata de tarjetas gráficas, puesto que en estos casos siempre obtenemos lo que pagamos. De modo que, conociendo el uso que le daremos al hardware podemos hacernos una idea del monto que podríamos pagar. Si necesitas un rendimiento superior en juegos, con soporte para los últimos títulos y opciones de rendimiento avanzadas, es claro que el monto será grande. En ese sentido, si encontramos una tarjeta con las especificaciones que buscamos, pero con un precio muy por debajo del resto de las alternativas similares, podríamos estar en presencia de una tarjeta de video falsa.

Recuerda siempre que en el aspecto gráfico, el rendimiento cuesta dinero y no es posible tener un performance avanzado por un bajo costo.

Compara las especificaciones del hardware

Si estamos haciendo una compra online y vemos una tarjeta gráfica con las prestaciones que queremos y un buen precio, entonces debemos validar las especificaciones que presenta cotejándolas con la pagina del fabricante. De modo que si estas en frente de GeForce RTX 2080 TI, solo es cuestión de verificar sus características en la página de venta y compararlas con las que se encuentran en la web de fabricante. Si ves algún dato distinto, entonces puedes empezar a considerar cambiar de opción.

Intel presenta la segunda generación de sus procesadores escalables Xeon

El mismo criterio debemos aplicar si estamos frente a una marca poco conocida. De modo que, debemos buscar si poseen pagina oficial y ubicar en ella el producto.

Observa bien las fotos publicadas

Podemos obtener más pistas respecto a la tarjeta gráfica observando las fotografías publicadas. De modo que podrías comparar las que muestra el vendedor, con las originales del fabricante. Si notamos alguna diferencia como, por ejemplo, un puerto VGA que realmente no incorpora ese modelo, entonces podemos empezar a buscar un nuevo vendedor.

Otra recomendación al respecto es evitar las tarjetas de video genéricas. Este tipo de dispositivos no garantizan un tiempo adecuado de vida útil, además de que su rendimiento siempre será inferior respecto a las soluciones de marca.

GPU-Z: La palabra final a la hora de detectar tarjetas de videos falsas

GPU-Z Si ya obtuviste tu tarjeta de video o quieres verificar si la que incorpora tu equipo o el de algún amigo es realmente confiable, existe un software capaz de verificar a fondo su información para avisar si se trata de un hardware legal o falso. Se trata de GPU-Z, la aplicación por excelencia para visualizar toda la información referente al apartado gráfico de un equipo. Sus funciones van desde mostrar todos los datos de la tarjeta de video hasta detectar su temperatura y el funcionamiento de los disipadores.

En ese sentido, la nueva versión del software incorpora la posibilidad de detectar si estamos ante una tarjeta de video falsa o real. Para obtener esta información necesitamos descargar la aplicación desde este enlace. Luego de ejecutar, se desplegará una ventana mostrando la información referente a la tarjeta gráfica. En caso de tratarse de una tarjeta falsa, GPU-Z mostrará un signo de alerta donde comúnmente se mostraría la marca del hardware.

GPU-Z es capaz de llegar hasta la Bios de la tarjeta gráfica para leer sus datos reales, puesto que, los mecanismos usados por los vendedores de estos equipos pueden burlar Windows, pero no esta aplicación.

Más en TekCrispy