Desde hace un tiempo que la Administración de Alimentos y Medicamentos –FDA, por sus siglas en inglés– tiene en la mira a los llamados ‘vapers’ o cigarrillos electrónicos, no solo por sus efectos en la salud –igual de dañinos que un cigarrillo normal–, sino también por su atractivo entre menores de edad.

En agosto, publicamos una nota que advertía sobre la posibilidad de que Estados Unidos prohibiera los cigarrillos electrónicos de sabores, y hoy, meses después, esa noticia está por materializarse.

Un artículo del Washington Post destaca que la FDA está por imponer fuertes restricciones a las ventas de los cigarrillos electrónicos, que principalmente tienen como objetivo prohibir la venta de estos dispositivos saborizados en tiendas de conveniencia y estaciones de gasolina en todo el país. Además, planean solicitar una verificación de edad para las compras en internet.

Aumento del vaping entre adolescentes

Para la FDA ha sido alarmante el aumento de los cigarrillos electrónicos entre los adolescentes. De hecho, según sus cifras, el uso del cigarrillo electrónico entre chicos de preparatoria se ubica en un 77%, y en 50% entre los estudiantes de secundaria. Este número equivale a un aproximado de 3.5 millones de menores de edad, un millón más que la cifra de 2017.

Walmart ya no venderá e-cigarrillos, te contamos por qué

Esta es la razón principal detrás de las regulaciones de los cigarrillos electrónicos y de la prohibición de aquellos que tienen sabor artificial. Estudios destacan que el principal atractivo para los jóvenes es precisamente el sabor de los cigarrillos electrónicos.

El comisionado de la FDA, Scott Gottlieb, expresó al respecto que la institución “tiene evidencia de que una nueva generación se está volviendo adicta a la nicotina” y que como autoridad, “no pueden tolerar eso”.

Los únicos sabores que no se prohibirán son la menta y el mentol, puesto que ambos son permitidos en los cigarrillos tradicionales, sin embargo, Gottlieb espera proponer la prohibición del mentol también en los cigarrillos normales, aunque está consciente de que la industria tabacalera se opondrá.

Más en TekCrispy