Los síntomas del trastorno del espectro autista (TEA) se manifiestan durante los primeros tres años de vida, un período caracterizado por el intenso y refinado desarrollo de las conexiones neuronales (sinapsis) en el cerebro en formación.

La disfunción neuronal atribuible a las deficiencias sinápticas, responsables, al menos en parte, de los síntomas del TEA, se asocia tanto a factores genéticos como ambientales, pero hasta ahora, no se cuenta con una comprensión total de los mecanismos involucrados.

¿Cómo pueden ayudar los vídeojuegos a los niños con autismo?

Conexiones neuronales anormales

En este sentido, los resultados de un estudio realizado por un equipo internacional de investigadores, revelan un vínculo entre el zinc, los genes de riesgo de autismo y las conexiones neuronales anormales asociadas con trastornos del espectro autista.

Durante los tres primeros años de vida, el cerebro en formación se caracteriza por un intenso y refinado desarrollo de las conexiones neuronales.

La investigación muestra cómo el zinc da forma a las conexiones sinápticas entre las células cerebrales que se forman durante el desarrollo temprano, a través de una compleja maquinaria molecular codificada por genes de riesgo de autismo.

A través de una serie de experimentos, los investigadores descubrieron que cuando se transfiere una señal a través de una sinapsis, el zinc ingresa a la neurona objetivo, donde puede unirse a dos proteínas: Shank2 y Shank3.

Estas proteínas, a su vez, causan cambios en la composición y función de los receptores de señal adyacentes, llamados ‘AMPARs’, en la superficie de la neurona en la sinapsis. En términos más básicos: el zinc da forma a las propiedades del desarrollo de sinapsis a través de las proteínas Shank.

El investigador John Huguenard, profesor en el Departamento de Neurología y Ciencias Neurológicas en la Escuela de Medicina de la Universidad de Stanford y coautor del estudio, explicó:

“Nuestras observaciones muestran que la falta de zinc durante el desarrollo temprano podría contribuir al autismo a través de la deficiencia de la maduración sináptica y la formación del circuito neuronal”.

¿Suplementos de zinc para la prevención del autismo?

La investigación revela un vínculo entre la deficiencia de zinc y las conexiones neuronales anormales asociadas con los trastornos del espectro autista.

Los hallazgos no respaldan directamente la administración de suplementos de zinc para la prevención del autismo. Los investigadores advierten que niveles elevados de zinc reducen la cantidad de cobre que el cuerpo puede absorber, lo que puede causar anemia y debilitamiento de los huesos.

Fármacos para el VIH podrían utilizarse para tratar la enfermedad de Alzheimer

Si bien en este momento los autores no pueden llegar a ninguna conclusión o recomendación para tomar suplementos de zinc, trabajos experimentales (en ratas) han mostrado resultados prometedores.

En conjunto, señalan los autores del estudio, los resultados de este estudio y por ende, la comprensión de la interacción entre el zinc y las proteínas Shank, podría ayudar a mejorar los diagnósticos futuros y el desarrollo de farmacoterapias eficaces para el tratamiento de los trastornos del espectro autista.

Referencia: Shank and Zinc Mediate an AMPA Receptor Subunit Switch in Developing Neurons. Frontiers in Molecular Neuroscience, 2018. https://doi.org/10.3389/fnmol.2018.00405

Más en TekCrispy