El Chelsea FC está desarrollando un sistema basado en inteligencia artificial para ayudar a sus jugadores a tomar mejores decisiones en el campo de juego. Ya que gran parte del fútbol tiene que ver con sus estrategias, casi igualmente que el desempeño físico.

Una cosa es planear una estrategia de juego, y otra muy distinta aplicarla en el terreno, pues no siempre se podrá seguir al pie de la letra esa estrategia, por lo tanto, la capacidad de tomar decisiones rápidas está altamente valorado.

¿Cómo lo harán?

En alianza con el Instituto para Negocios Deportivos de la Universidad de Loughborough, el Chelsea FC analizará los datos de varias temporadas de juego con los movimientos de los jugadores y de la pelota durante el juego para desarrollar un modelo a computadora de las diferentes posiciones de juego.

Este modelo a computadora genera un indicador que ayuda a comparar el desempeño de diferentes jugadores, de esta manera se puede medir el rendimiento de cada uno de los jugadores de forma individual, separándolo de las acciones previas del resto del equipo.

¿Qué ocurre con esto? Este análisis permite conocer los escenarios posibles que pudieran ocurrir si los jugadores toman cierto tipo de decisiones. Varuna De Silva, autora del artículo e integrante del Instituto de Tecnologías Digitales de la Universidad de Loughborough, acota que el estudio permitirá determinar si las observaciones de los comentaristas deportivos sobre las jugadas de los futbolistas son correctas o no.

Un modelo de toma de decisiones

La técnica específica que utilizarán será el aprendizaje por imitación, que aprende modelos computacionales de comportamiento, la analizar la información registrada de las jugadas de los futbolistas. Como su nombre lo indica, esta tecnología imita el comportamiento de expertos humanos.

Teniendo esta base, el modelo puede generar varios escenarios con diferentes decisiones, con un sistema de recompensa que le refuerza que está haciendo lo correcto. Bajo esta técnica, el equipo construyó un sistema que puede generar modelos de los movimientos de los jugadores y de la pelota que pueden utilizarse en estudios de desempeño.

Se espera que con sistema la manera en que los jugadores y entrenadores analizan los juegos luego del partido, cambie para mejor. La idea es que al ver todos los escenarios posibles, los jugadores puedan ver cómo hubiese afectado el partido tomando otra decisión.