Samsung no quiere quedarse atrás en el mercado de móviles y para ello ha tenido que convertirse en lo que adversa. Después de criticar tanto el notch o muesca de la pantalla presente en el iPhone X, el fabricante terminó por incluirlo en tres de sus nuevos modelos.

La nueva línea de smartphones Infinity contempla cuatro nuevos modelos, de los cuales tres tienen notches que además le dan apellido a cada modelo. Está el Infintity O, cuya muesca tiene forma de letra O, en este mismo sentido, están el Infinity V y el Infinity U, cuyos notches respectivos tienen la forma de letras V y U.

Con respecto a las pantallas de estos dispositivos, Hassan Anjum, director de marketing de producto en Samsung, expresó que “los bíseles se encogerán aún más”. Esta nueva gama de teléfonos inteligentes es un nuevo concepto en el que Samsung ha estado trabajando.

El Infinity U es el modelo que se parece más al diseño de los últimos iPhones, cuyos notches están situados al centro de la parte superior de la pantalla.  En el caso del Infinity V, es exactamente igual al U, pero el notch forma un pico que lo hace parecer una letra V. El más diferente de todos es el Infinity O, que tiene el pseudo notch ubicado en la esquina superior izquierda, y es el que hasta ahora parece todo pantalla, de estos tres modelos.

Para el caso del Infinity, la pantalla parece no tener ningún tipo de muesca, y por tanto, luce como un teléfono sin ningún tipo de borde, pero según informaciones de The Verge, aún no existe la tecnología para eso y en su lugar, Samsung podría estar considerando diseñar un teléfono slider que utilice elementos como la cámara frontal en lugares diferentes al acostumbrado, como es el caso del Oppo Find X, que desliza su cámara frontal afuera de la pantalla.

Samsung ha querido mantenerse en el ruedo de las marcas innovadoras, y ayer, durante la Conferencia de Desarrolladores, presentó el prototipo de su primer teléfono plegable, el Infinity Flex.

Más en TekCrispy