La miopía se trata de un defecto ocular que produce dificultades de visión; en general, las personas que padecen de esta condición tienen dificultades para ver claramente objetos que se encuentran en la lejanía. Esto se debe a una curvatura excesivamente pronunciada en el cristalino que hace que las imágenes se formen un poco antes de que lleguen a la retina.

En este sentido, se trata de un error refractivo; esto implica que el ojo es incapaz de enfocar la luz de forma adecuada; de esta forma, si bien es posible observar claramente los objetos que se encuentran cerca, al añadir distancia, estos se vuelven borrosos. Hasta el momento, se desconocen las causas de este defecto; sin embargo un equipo de investigadores ha descubierto algunos factores relacionados.

Algunos factores ambientales pueden influir sobre el desarrollo de la miopía

Para el 2010, 1.950 millones de personas habían sido diagnosticadas con miopía; no obstante, se espera que para el año 2050, esta cifra ascienda a 4.758 millones de personas. Algunas investigaciones han relacionado este defecto de la visión con la configuración genética de las personas; sin embargo, los genes no explican en su totalidad el aumento de la prevalencia de esta condición.

Teniendo en cuenta el rápido desarrollo de los ojos durante la infancia, un equipo de investigadores decidió analizar algunos factores ambientales que podrían contribuir al desarrollo de miopía en etapas tempranas de desarrollo y a lo largo de la vida.

Para ello, se trabajó con la información médica de 1.991 gemelos nacidos entre 1994 y 1996 en el Reino Unido, quienes formaron parte de un estudio sobre el desarrollo; específicamente, se tomaron en cuenta datos referentes a sus exámenes oculares, en conjunto con información sobre factores demográficos, sociales, educativos y conductuales de los participantes; esta información fue actualizada aproximadamente cada dos años, desde que los participantes tenían dos años de edad, hasta cumplir 16 años. La idea era relacionar información relevante de su historia clínica, con el desarrollo de miopía.

De igual forma, se llevaron a cabo evaluaciones con los padres y maestros de estos jóvenes, con el objetivo de tener una gran base de datos sobre sus antecedentes, además de información respecto a factores que pudieron haber tenido influencia sobre el desarrollo de este defecto ocular. Así, los investigadores descubrieron una serie de factores interesantes relacionados al desarrollo de miopía en la infancia.

Estos factores aumentan los riesgos de desarrollar miopía

En un principio, los investigadores hallaron que uno de cada cuatro gemelos recibía el diagnóstico de miopía; esto representa el 26% de la muestra. Adicionalmente, se descubrió que la edad promedio en la que los niños empiezan a usar lentes para corregir este defecto, ronda los 11 años. En la misma línea, se observó que mientras el 5,4% de los participantes sufría de ambliopía, el 4,5% padecía de estrabismo.

Por otro lado, algunos de los factores que mostraron relación con el desarrollo de este trastorno fueron el nivel académico de la madre, las horas dedicadas a los juegos de computadora y el haber nacido durante el verano. Específicamente, se observó que en la medida que las madres obtienen grados académicos superiores al universitario, es más probable que su descendencia desarrolle miopía en algún momento de su vida.

Por su parte, a mayores cantidades de tiempo detrás de la pantalla de una computadora, en conjunto con una disminución de las actividades al aire libre, el riesgo de desarrollar este problema de visión se incrementa. En concordancia con lo anterior, los niños nacidos en verano, suelen empezar la escuela antes que aquellos nacidos en invierno; esto pudiese acelerar el crecimiento de los ojos, predisponiendo la adquisición de miopía.

Finalmente, se observó que los niños nacidos producto de un tratamiento de fertilidad, tienen menos probabilidades de desarrollar miopía. No obstante, es necesario tomar en cuenta que se trata de un estudio correlacional, por lo que no es posible hacer afirmaciones causales sobre estos factores; investigaciones futuras se encargaran de esto.

Referencia: Early life factors for myopia in the British Twins Early Development Study, (2018). http://dx.doi.org/10.1136/bjophthalmol-2018-312439

Más en TekCrispy