Google ha publicado el informe anual donde refleja su lucha contra la piratería  (“How Google Fights Piracy”), reportando que ha eliminado más de 3.000 millones de URLS de su buscador por violación de derechos de autor.

De acuerdo con Google, este programa ha tenido resultados alentadores disminuyendo la piratería de manera notable en Internet y ha aumentado los gastos de gestión de contenido legítimo.

Cada semana disminuimos el nivel de 500 sitios web. Además, hemos retirado por completo del Buscador más de 3000 millones de URL que infringían derechos de autor.

Asimismo, la empresa de Mountain View reporta que ha retirado cerda de 91.000 dominios que obtenían ingresos compartiendo contenido protegido por derechos de autor. “La mayoría de ellos se detectaron gracias a nuestro proceso de revisión proactivo antes de que pudieran obtener ingresos de ningún anuncio.explica Google.

Cabe destacar que aunque Google cuenta con herramientas especializadas en el seguimiento del contenido que se publica en la web, también tienen opciones para que usuarios u organizaciones denuncien el contenido pirata.

Por ejemplo, en el buscador cuentan con formularios web, donde los propietarios de contenido pueden enviar reclamos de infracción de derechos de autor.

Cuando recibimos muchas notificaciones válidas relacionadas con un sitio web, nuestros algoritmos de clasificación del Buscador disminuyen su nivel.

Entre las organizaciones que han realizado mayor cantidad de denuncias se encuentran Rivendell y BPI (British Recorded Music Industry) con más de 850 millones de reportes, mientras que Remove Your Media LLC cuenta con 300 millones.

Google detalla proceso de revisión para el cumplimiento de sus 'Principios de ética en IA'

En el reporte Google explica el programa Google Fights Piracy, las tecnologías usadas para analizar y seguir el contenido publicado no solo en el buscador, sino en el resto de sus productos.

Uno de las plataformas donde también se han observado una disminución significativa de piratería ha sido YouTube, que gracias a su herramienta de gestión de contenido Content ID ha abonado más de USD$3,000 millones a los titulares de derechos de autor y USD$1,800 millones a la industria musical.

En Google Play, restringen aplicaciones que violen derechos de autor, fomenten el streaming ilegal o cuenten con identidad falsa, con estas acciones han logrado retirar más de 250.000 aplicaciones en 2017. Abonando USD$ 7 billones a los desarrolladores.

Aunque la empresa asegura que estas acciones han tenido resultados alentadores, dicen que el futuro planean mejorar el programa para una mejor efectividad.

Más en TekCrispy