De acuerdo a cifras de la Organización Mundial de Salud, fumar durante el embarazo es causa de la aparición de diversos problemas de salud en la madre, el feto y el niño. En promedio, uno de cada cinco de los abortos espontáneos está asociado con el hábito de fumar, así como alrededor del 7 por ciento de las muertes fetales.

Además, en los últimos años se han encontrado muchos efectos negativos en la salud de los futuros niños asociados con el hábito de fumar de sus madres, incluyendo un riesgo más elevado al autismo, la obesidad, el asma y muchas otras enfermedades.

¿Qué tan común es la alergia al sésamo?

Otro ejemplo se suma a la lista

Una revisión realizada por investigadores de la Facultad de Medicina de la Universidad de Ciencia y Tecnología Huazhong, en China, revela otro ejemplo de los efectos negativos que fumar durante el embarazo puede tener en el niño por nacer.

El estrabismo es un problema visual en el que los ojos no están alineados correctamente.

Las observaciones a gran escala de mujeres embarazadas fumadoras han demostrado que este dañino hábito, aumenta la probabilidad de que sus hijos desarrollen estrabismo en casi un 50 por ciento.

El estrabismo es un problema visual en el que los ojos no están alineados correctamente y apuntan en diferentes direcciones. Esto puede contribuir a la discapacidad visual y a futuros problemas emocionales.

Los investigadores analizaron los datos recopilados en dos docenas de observaciones de la salud, que incluyó aproximadamente cinco mil bebés y adolescentes que padecen estrabismo, así como 80 mil niños sanos.

Importante factor de riesgo

Este análisis mostró que el hábito de fumar de la madre era uno de los factores de riesgo más importantes en el desarrollo del estrabismo.

los autores del estudio enfatizan que dejar de fumar debe ser la tarea principal de todas las mujeres embarazadas.En promedio, los hijos de madres fumadoras tenían 1.5 veces más probabilidades de sufrir esta enfermedad, y la posibilidad de su adquisición se incrementó en la misma medida de la “dosis” de tabaco.

Por ejemplo, el riesgo de desarrollar estrabismo en los hijos de mujeres que fumaban menos de diez cigarrillos por día aumentó en alrededor del 17 por ciento, mientras que en las fumadoras más persistentes el riesgo alcanzó hasta un 79 por ciento.

Vapeadores tienen más probabilidades de dejar de fumar, pero también de recaer

El investigador Zuxun Lu, catedrático en el Departamento de Medicina Social y Gestión de la Salud de la Universidad de Ciencia y Tecnología Huazhong, autor principal del estudio, expresó:

“Fumar durante el embarazo es uno de los principales problemas en la atención médica, especialmente en los países en desarrollo. La forma en que afecta el estado de los ojos de los niños debe ser tomada en cuenta tanto por los médicos como por el público en general”.

Ante estos hallazgos, los autores del estudio enfatizan que dejar de fumar debe ser la tarea principal de todas las mujeres embarazadas.

Referencia: Maternal smoking during pregnancy and the risk of strabismus in offspring: a meta‐analysis. Acta Ophthalmologica, 2018. https://doi.org/10.1111/aos.13953

Más en TekCrispy