Las enfermedades transmitidas por alimentos son un problema constante en ciertas regiones de los Estados Unidos. Cuando se produce este tipo de enfermedades, determinar un posible brote depende de las quejas de un gran número de pacientes y/o la recepción de datos serológicos de las pruebas de laboratorio, métodos que resultan lentos y engorrosos.

En este sentido, un grupo de científicos de Google se han puesto manos a la obra y mediante el uso de últimas tecnologías han desarrollado un proyecto llamado Finder, que mediante aprendizaje automático puede detectar estas enfermedades en tiempo real.

¿Cómo funciona Finder?

Según explicaron los investigadores, Finder, primero realiza una serie de preguntas a fin de conocer un poco los síntomas que se presentan y pueden ser producto de enfermedades transmitidas por los alimentos, como: “calambres estomacales” o “diarrea”.

Luego busca los restaurantes visitados por los usuarios que emitieron estas consultas, aprovechando su historial de ubicación anónima.

El sistema se encarga de calcular, para cada restaurante aplicable, la proporción de usuarios que lo visitaron y luego mostraron evidencia de enfermedades transmitidas por los alimentos en sus búsquedas.

Google mejora su IA con 'SimPLe' y permite que juegue Atari

Según revelan los investigadores este sistema fue implementado en Las Vegas, Nevada y Chicago, Illinois, dónde se obtuvieron los siguientes resultados:

En Chicago, este modelo generó 71 inspecciones y fue implementado entre noviembre de 2016 y marzo de 2017. El estudio arrojó que la tasa de restaurantes inseguros se situaba en 52,1% contrarios a los 39.4% que arroja el sistema basado en quejas.

Mientras que, en Las Vegas, el modelo implementado entre mayo y agosto de 2016, mostró que las inspecciones de rutina ejecutadas por el departamento de salud, tenían una mayor precisión en la identificación de restaurantes inseguros.

Los expertos concluyen que este nuevo modelo supera las inspecciones basadas en quejas y rutinas en términos de precisión, escala y latencia, es decir, el tiempo transcurrido desde que las personas se enferman y el brote se identifica.

El aprendizaje automático en búsqueda de enfermedades

En la década de 1800, John Snow tuvo que ir de puerta en puerta durante una epidemia de cólera para descubrir sus mecanismos de propagación.

Este enfoque fue ampliado por los investigadores de Google, quienes desarrollaron  Finder.

Más en TekCrispy