La esperanza de vida es la medida promedio de la cantidad de años que pueden vivir las personas en un contexto particular; este valor cambia dependiendo de las distintas regiones del planeta y del periodo histórico. Así, para comparar, la esperanza de vida de los europeos ronda los 78 años; por su parte, la expectativa de vida de los asiáticos es de 67 años.

En la misma línea, mientras que a inicios del siglo XIX, la esperanza de vida rondaba entre los 30 y 40 años, en la actualidad, esta cifra va desde los 50 hasta los 80 años, aproximadamente. La buena noticia es que, de acuerdo a un estudio reciente, la esperanza de vida a nivel mundial tiende a aumentar.

La tendencia de la esperanza de vida muestra un aumento constante

La investigación estuvo dirigida por Shripad Tuljapurkar, un Profesor de Biología y Estudios Poblacionales de la Universidad de Stanford; en un principio, todo parecía indicar que la especie humana estaba cerca del límite de su longevidad; sin embargo, tras llevar a cabo un análisis sistemático de la edad promedio de muerte de las personas en el mundo, encontró resultados prometedores.

En líneas generales, los resultados sugieren que a medida que pasan los años, podemos esperar vidas cada vez más largas. Para llegar a esta conclusión, los investigadores tomaron en cuenta las tasas de nacimiento y de muerte de personas mayores a 65 años en un periodo comprendido entre 1960 y el año 1010.

En la mayoría de las investigaciones realizadas sobre este tema, se toman en cuenta valores atípicos que pueden crear confusión en los datos, ya que se tratan de cifras poco frecuentes y de baja representatividad; para evitar esto, los investigadores prestaron especial atención a las personas que habían superado los 65 años; dentro de este rango de edad se encuentra una gran cantidad de personas.

De esta manera, se descubrió que la edad promedio de muerte para aquellas personas que superan los 65 años de edad, ha mostrado una tendencia de aumento en tres años durante cada lapso de 25 años; esto significa que las personas pueden vivir aproximadamente seis años más que sus abuelos.

Adicionalmente, los investigadores observaron que esta tendencia a aumentar continúa de forma estable desde hace unos 50 años; adicionalmente, el aumento de la esperanza de vida se observa en los 20 países que fueron tomados en cuenta para el análisis.

Con el pasar del tiempo nuestra esperanza de vida es cada vez mayor

Tal como vemos, con el pasar de los años, la esperanza de vida ha ido incrementándose; específicamente, la tendencia muestra que cada tres años, los seres humanos pueden gozar de una mayor longevidad. En pocas palabras, tras el análisis, se descubrió que la edad media de muerte en el ser humano ha aumentado de forma constante.

Inspirados en este descubrimiento, los investigadores se plantearon descubrir cuáles eran las causas de este aumento de la longevidad; sin embargo, la distribución analizada no mostró patrones atípicos que pudieran ser atribuidos a una causa en particular. En este sentido, la forma de los datos fue consistente y constante durante las cinco décadas que se tomaron en cuenta.

Por tanto, no es posible delimitar factores, como la dieta o el estatus económico, que se relacionen a una mayor longevidad; esto es válido al menos para las personas que han superado los 65 años de edad; finalmente, los investigadores explican sobre esto que después de los 65 años, se han superado muchos de los factores que acortan la vida, como enfermedades tempranas.

Referencia: Advancing front of old-age human survival, (2018). https://doi.org/10.1073/pnas.1812337115

Más en TekCrispy