A todos nos ha pasado, tener que dejar de usar nuestra app favorita cuando se está actualizando y si tu conexión a internet es lenta, pues la espera se hace eterna. Sin embargo, esos días están por terminar, según los anuncios de Google en la Conferencia de Desarrolladores de Android.

Con esta modalidad, los desarrolladores de aplicaciones tendrán más oportunidades de que sus usuarios actualicen sus productos. Una de las opciones que mostrar un mensaje que indique que la aplicación tiene una actualización disponible cada vez que el usuario abra el programa, mientras que los usuarios podrán saltarse la actualización en caso de no estar conectados a Wi-Fi o tengan poca batería.

La otra opción más cómoda que se les presenta a los usuarios es cuando la actualización no representa algo importante, el usuario podrá seguir utilizando la aplicación mientras se actualiza y luego la nueva versión aparecerá cuando se inicie de nuevo.

Esto se debe gracias a la API de actualizaciones para desarrolladores que permite identificar cuando existe un bug crítico que interfiera con el desempeño de la aplicación, y que ayuda a los desarrolladores a obligar en cierta forma a sus usuarios a actualizarla.

Se trata de una herramienta que es conveniente tanto para desarrolladores como usuarios, pues los desarrolladores podrán mejorar constantemente sus productos, mientras que los usuarios se benefician con aplicaciones con mejores rendimientos y procesos de actualización más amenos y llevaderos.

Aún no hay fecha definida para que la API comience a funcionar, pues apenas entrará en periodo de prueba con algunas aplicaciones disponibles en la Google Play Store. Se espera que su crecimiento sea progresivo y que se vaya expandiendo a todos los desarrolladores de aplicaciones para Android.

Esperamos que sea pronto pues suena como un gran avance, beneficioso para todas las partes. Tal vez la función esté disponible a partir de 2019.

Más en TekCrispy